Recordar Registrar
Miércoles, 24 de Mayo de 2017 - 01:16 h
Publicidad

Facebook Twitter

Cultura

CULTURA

BEATRIZ LEAL ENTREVISTA A ESTRELLA SENDRA Y MARIAMA BADJI, AUTORAS DEL DOCUMENTAL EN POST-PRODUCCIÓN "TÉMOIGNAGES DU SUÑU GAL"

"La migración al fin y al cabo es un asunto de todos"

BEATRIZ LEAL RIESCO

Berlín04/09/2013

En 2011 veía la luz "Témoignages de l'autre côté", mediometraje documental que recogía los testimonios de un grupo de emigrantes subsaharianos en España reunidos ante la cámara por Estrella Sendra. A través de las reflexiones de Mariama Badji, Assane Diouf y Assane Niang la joven directora sevillana daba la palabra a un colectivo que no ha tenido apenas representación en la producción cinematográfica española hasta fechas muy recientes. Para su continuación, "Témoignages du Suñu Gal", actualmente en fase de post-producción, Sendra ha trabajado mano a mano con Mariaba Badji. Completadas unas intensas semanas de rodaje en Senegal -después de un año preparando el proyecto-, tuve el placer de entrevistar al tándem hispano-senegalés para charlar en detalle sobre su documental y sus próximos proyectos.

Etiquetas relacionadas

Tambien de interés

Google Map de la zona

"Témoignages de l'autre côté” profundizaba sobre ese “otro lado” metafórico y real que forma parte de la experiencia del emigrante africano que cruza el Atlántico en búsqueda de una vida mejor. El conjunto de declaraciones reunidas construían un discurso alternativo al de la prensa generalista, caracterizado por la exaltación de los componentes más dramáticos de la llegada a las costas españolas en patera, seguido por el desinterés en comprender las etapas posteriores a las que se enfrenta el emigrante una vez establecido en territorio europeo.

El acierto en la elección del polisémico “otro lado” sugería una posible continuación, que pronto verá la luz bajo el título "Témoignages du Suñu Gal". Para esta segunda obra, en la actualidad en fase de post-producción, Estrella Sendra ha trabajado mano a mano con Mariaba Badji, una de las personas más carismáticas de su obra novel, quien se convierte en co-productora y co-directora en esta ocasión. Colaboración novedosa en el panorama español, propenso a mantener la autoría individual y donde los trabajos colectivos entre nacionales y africanos han sido escasos si se ponen en relación con experiencias similares de Francia, Bélgica o Alemania. 

Beatriz Leal. Estrella, para tu segunda incursión en el mundo del documental, viajas a Senegal con una de las protagonistas de tu ópera prima. Si en "Témoignages de l'autre côté" dabas la palabra a un grupo de emigrantes africanos en España, en esta ocasión te diriges a Senegal. ¿Tenías en mente esta segunda parte cuando realizaste tu primer trabajo o el "viaje de regreso" surgió espontáneamente del encuentro con Mariama Badji?

Estrella Sendra. Para esta segunda parte del documental, viajé con Mariama Badji a Senegal, pero ya no en calidad de una de las protagonistas de "Témoignages de l'autre côté", sino como co-directora y co-productora de "Témoignages du Suñu Gal”. Desde un principio se pensó en una segunda parte. Como en su momento dije, el primer documental no hacía más que abrir la puerta al debate desde las voces africanas, y sobre todo, senegalesas. Así que se pretendía que fuera también la vía de un viaje a Senegal para la realización de un largometraje que completara el tema de la inmigración senegalesa en España; cómo se habla de ese tema desde la esfera artística de Senegal; qué visión de la inmigración tienen personas desde Senegal que han emigrado y vuelto al país, o que nunca han viajado... Esa era la idea. De ahí el viaje, con entrevistas que, en su mayor parte, se acordaron desde encuentros durante mi primer viaje a Dakar, el año pasado, con motivo de la proyección de "Témoignages de l'autre côté" en el Centro Cervantes de Dakar. No obstante, conocer a Mariama Badji ha sido clave para el desarrollo de este proyectos. Suelo decir en los debates tras las proyecciones que el documental es ella en gran parte, aunque hay un equipo muy competente detrás.


Beatriz Leal. Mariama; el adentrarte en este mundo de la producción audiovisual ¿era algo que considerabas desde hace tiempo? ¿cómo surgió la idea de trabajar con Estrella y cómo ha sido esta primera experiencia? 

Mariama Badji. El mundo de la producción audiovisual me ha fascinado desde mis años de colegio y especializarme en literatura africana me acercó un poco más a todo lo que conlleva. Pero nunca me atreví a dar el paso hasta que apareció Estrella. Es una chica diez y conectamos desde un primer momento. La idea de trabajar en este mundo de la producción se debe a ella. Después de muchas horas hablando, compartiendo experiencias y escenarios para la promoción de “Témoignages de l’autre côté”, hablando de la posibilidad de trabajar juntas en un documental o de escribir libros a cuatro manos, me soltó la propuesta. Me sentí muy contenta y con mucha ilusión de emprender algo tan bonito. Esta primera experiencia me ha reafirmado en la idea de que Estrella es una gran directora, que sabe escuchar, que está dispuesta a considerar distintos puntos de vista y, sobre todo, que es una persona que valora mucho el trabajo en equipo. Es un placer trabajar a su lado, por lo que ha sido una primera experiencia muy enriquecedora. 

Beatriz Leal. ¿Cuál es el enfoque que habéis seguido y cuál era el objetivo que os propusisteis al empezar con el proyecto? 

Estrella Sendra. Este segundo documental, frente al tono más conversacional del primero, pretende mostrar voces y espacios desde el propio Senegal, de nuevo, de distintos perfiles. Lo hemos enfocado desde la perspectiva de una co-producción, aunque aún estamos en proceso de búsqueda de financiación para poder trabajar mucho la postproducción y así poder cubrir los gastos del rodaje y el equipo utilizado. En Senegal, se han unido al equipo Nazir Cisse, como cámara y Mamadou Khouma Gueye, como asistente de producción. Han sido dos contribuciones ejemplares, que nos han facilitado mucho el rodaje y que nos ha proporcionado un testimonio y una escena interesantísimos. Me estoy refiriendo a Keyti y al Journal Rappé, ya que el propio Nazir es el cámara de este telediario oral en tono de rap, del cual Keyti es uno de los presentadores. Así que no sólo continuamos ahondando en cómo entender la experiencia de la inmigración, sino que incluimos el modo en que los artistas, desde la pintura y el teatro, comunican estos temas a los jóvenes. El objetivo es informar. La inmigración es un tema de relevancia global, pero más importante en unos contextos que en otros y, a pesar de ello, la prensa suele limitarse a contarla desde número de llegadas y muertes en pateras. La inmigración no es sólo clandestina, y si se habla de inmigración, ha de hablarse también de qué empuja a esa emigración a otro país, y de qué se está haciendo (que es distinto a qué hacer) para frenar el fenómeno de la inmigración clandestina. No se trata de decir que no se emigre sino de intentar que si se toma esta decisión, se haga desde una opinión formada. 

Mariama Badji. Por mi parte, con “Temoignages de l’autre côté” entendí que los objetivos al principio pueden cambiar antes del producto final. Muchas veces las circunstancias dan forma a un trabajo de producción. El planteamiento en esta segunda parte toma en cuenta todas las posibilidades que se nos ofrecen para responder a la espera del espectador. 

Beatriz Leal. Mariama, tus apariciones ante la cámara era uno de los puntos fuertes de "Témoignages de l'autre côté". Como co-directora y co-productora; ¿cuáles han sido tus roles en esta ocasión?¿te veremos de nuevo en la pantalla? 

Mariama Badji. En esta ocasión mis roles han sido diversos: organizar desplazamientos, entrevistar a los elegidos, aprender a estar detrás de la cámara y, sobre todo, cómo organizar el trabajar en equipo. Para esta segunda parte no me veréis de nuevo en pantalla ya que otros se han encargado de expresar sus ideas y de hablar de la migración desde este otro lado.

Beatriz Leal. Estrella, ¿podrías ahondar en la elección del título? 

Estrella Sendra. Como hemos comprobado este rodaje, Suñu Gal tiene muchos significados y, en la misma línea, son muchas las explicaciones del origen del nombre del país, Senegal. No quería titular el documental "Témoignages de Sénégal" porque habría generalizado mucho... Al principio, quería jugar más con el hecho de que en Senegal se mira más al pasado que al futuro aunque se vive en el presente, pero entonces me topé con una cita que me abrió los ojos. Según Tang, Senegal proviene de Suñu Gal, que en wolof significa "nuestra patera", y que hace referencia a los barcos de los pescadores wolof que tuvieron que enfrentarse a la colonización europea. Así que pensé que ya que íbamos a hacer mucha referencia al agua, como frontera explícita con el otro lado, sería un título perfecto. Además, me resulta muy sonoro. Y Manuel Broullón, quien repite como director de fotografía y postproducción, ha hecho un cartel que habla por sí mismo al incluir un chico que mira de una forma tan profunda hacia el mar… Como confirmación, su póster ha encantado en Senegal al mostrarlo... 

Beatriz Leal. Estrella, aunque ya conocías el país, ha sido la primera vez que filmas en Senegal. ¿Cuáles han sido los mayores retos y sorpresas a los que te has tenido que enfrentar? 

Estrella Sendra. Esta vez he viajado tras el Ramadán, así que ya para empezar había una dificultad compartida universalmente; la lluvia. Al final, no nos ha molestado demasiado, salvo el día de la grabación con la artista plástica Goundo Diop. Queríamos grabar con una mujer de Pikine, a las afueras de Dakar, que perdió a su hijo durante su viaje, pero había demasiada lluvia por la zona. Luego no pudo re-ubicarse, así que hubo que cancelarlo por lo que quedará pendiente para otra vez. Un problema añadido fue el permiso de rodaje. Si hubiéramos querido tener acceso a todos sitios, habríamos tenido que pagar 100.000 FCFA y para este viaje no contábamos aún con financiación. Mariama y yo lo hemos pagado todo de nuestros bolsillos. También en Gorée nos pusieron pegas, al ver llegar a Nazir Cisse, el cámara senegalés, cuya profesionalidad y compromiso se notan a leguas. Pero bueno, para eso estaba Mamadou Khouma -Xuma para nosotros-, quien nos llevó a casa de Bari, un artesano de sous-verre, donde grabamos con toda libertad la escena con Mame, una senegalesa que fue a España a estudiar y está ahora trabajando en Senegal. A estos problemas, he de añadir, en general, el problema de ser blanca y llegar con una cámara. En nuestro rodaje en Louga estuvimos en Mpal filmando algunos recursos del mercado y al final, acabé en casa de las sobrinas de Mariama, mientras Xuma y Nazir se fueron a grabar. Cuando Xuma les preguntaba si no les importaba que grabásemos para un documental, al verme solían decir que no. Xuma me explicó que muchas veces han llegado franceses, se han puesto a grabar y a la gente no le ha gustado verse en la televisión. Pero lo cierto es que en Samboudiene y en la Mosqué de la Divinitée no nos pusieron ninguna pega, eso también fue para mí una sorpresa, he de confesar... 

Beatriz Leal. Sé que has ido a la isla de Gorée, enclave simbólico por antonomasia de la abominable realidad de la trata de esclavos durante siglos para tantas generaciones de africanos en la diáspora. Grandes directores africanos y extranjeros han ido a filmar allí. ¿Has tenido en mente estas obras previas? ¿cuál ha sido la aproximación dada a un espacio tan sensible como éste?

Estrella Sendra. Sí, ya el año pasado, cuando fui a Gorée, reviví la poderosa película “Karmen Geï”, y ya entonces grabé algunos planos de la llegada a la isla y del museo etnográfico, que en la película era la cárcel de las mujeres... También tuve en mente la película de Elizabeth Chai Vasarhelyi “Youssou NDour: Bring what I love”. Si has estado en Gorée, sabrás que son espacios cargados de significado. Yo quise centrarme más en las aguas de Gorée: en la llegada desde el barco, en las miradas de la gente de la isla y en cómo este espacio se ha reconvertido. Ahora en Gorée sólo se quedan los que ya están, como nos contaba nuestra entrevistada Mame. No se puede comprar una casa allí, no se puede ocupar; es sólo para los que ya viven allí, los demás, están de visita... Me quedé con ganas de grabar algo desde la casa de los esclavos, pero no teníamos presupuesto y, al fin y al cabo, uno de los retos cinematográficos es hacer emblemáticos lugares que nunca antes han sido considerados iconos... Habrá que cuidar mucho la composición musical de esta escena. Pero sí es curioso que a quien filmamos en Gorée la llamaban en España muchas veces Carmen, porque se llama Mame, y en español solían pronunciar la "e" final. Y Mame es también una mujer muy especial, un perfil muy interesante para el documental.

Beatriz Leal. Las experiencias anteriores que, desde España, han tratado la temática de la emigración subsahariana (tanto dentro de las fronteras europeas como fuera), han partido de cineastas nacionales. El hecho de que Mariama sea co-directora y co-productora, representa un cambio radical en la manera de trabajar. Esta experiencia de trabajo en colaboración de dos mujeres jóvenes, una andaluza y otra senegalesa, se me antoja ideal por el diálogo y las necesidades de negociación que habrán ido surgiendo en cada momento. No dudo de que esta puesta en común constante será visible en la obra terminada, que quizás deje entrever las reacciones y puntos de vista distintos del europeo y el africano ante una misma realidad. Quizás se trate de una propuesta que otros cineastas jóvenes deberían considerar. ¿Podríais ahondar en cómo se ha desarrollado el trabajo en la fase de escritura de guión y en el rodaje? ¿y para la elección de los testimonios?

Estrella Sendra. Desde luego, trabajar con Mariama ha sido de lo más enriquecedor. Y sí, ha habido mucho diálogo, más que negociación, diría yo, pero no sólo con ella, sino también con Xuma y Nazir. Sobre todo con Xuma, un apasionado del cine, totalmente metido en el colectivo Ciné Banlieue por lo que era muy ambicioso a nivel artístico, y eso era algo muy positivo porque nos hacía exigirnos siempre más. Hablamos mucho sobre la importancia de cuidar a la gente con la que se graba, de contar con ellos también como autores, de no grabar nada que no fuera autorizado.. Y, sin duda, Nazir le ha dado una sensibilidad que va a ser una de las grandes aportaciones del documental. Nazir y yo hemos trabajado de cámaras, por lo que se verá que hay estilos fotográficos distintos, ya que su modo de mirar es interesantísimo. Trabajar con Mariama ha sido un auténtico placer pero, sobre todo, un privilegio. Ambas trabajamos en la idea juntas, aunque desplazadas, ella en Madrid y yo en Londres, compartiendo ideas más o menos espontáneas o elaboradísimas, por mail, Skype, Facebook o por teléfono. El guión lo he escrito yo, pero ha sido modificado por ella y re-estructurado en el rodaje. Durante el rodaje, esta vez ha sido ella la que ha dirigido las entrevistas con los testimonios, aprovechando su lado periodístico – trabajó como periodista en Sud Quotidien antes de irse a España - y su dominio del wolof y francés. Yo me he centrado más en la parte estética. Nuestra dinámica era la siguiente: le explicaba qué quería hacer y ella me sugería los mejores espacios. Lo bueno de trabajar juntas es que entre nosotras hay mucha sintonía... tal y como refleja la foto que nos hizo Nazir... Nos quedan muchas cosas que hacer juntas como quizás escribir un libro, seguir haciendo documentales... ¿Quién sabe? Ya tenemos ideas. Además, su participación en el documental era clave en la búsqueda de contactos de senegaleses que han regresado a Senegal, lo que fue complejo ya que mucha gente estaba de viaje, o con asuntos familiares... Los estupendos amigos de Mariama, lo han hecho todo muy fácil durante el rodaje. 

Mariama Badji. En la fase de preparación y de escritura del guion, Estrella y yo hemos trabajado de manera muy abierta ya que ella tenía contactos con Lébou y de Goundo Diop, dos artistas que trabajan sobre migraciones y había hablado con ellos de la oportunidad de participar en la segunda parte del documental. Faltaba encontrar más personas que entrevistar de perfiles distintos y los criterios para seleccionarles han sido los mismos que en la primera parte. Lo hemos hablado, repasado muchas veces antes de adoptar la versión final. En este campo quien tiene más conocimientos es ella. Por mi parte, mi intuición, mis ganas de aprender y mi compromiso habrán aportado algo ya que las dos no nos detenemos en detalles sin importancias sino que vamos al grano. Nos entendemos en todo momento.
Como ha comentado Estrella, en la fase de rodaje contamos con Nazir Ciss -un chico estupendo muy profesional- y con Mamadou Khouma Gueye, muy comprometido con el cine y que quiere comerse al mundo. Un equipo reducido pero lleno de ilusión que se ha esforzado mucho en tener las mejores imágenes y sonido. A parte del gran trabajo que ha realizado el equipo en esta primera parte del rodaje, hemos querido hacer que estos momentos sean intensos y muy comprometidos. El trabajar con técnicos locales ha sido una buena apuesta que se verá en el resultado final.

Beatriz Leal. La dificultad de financiación es uno de los obstáculos principales para realizar una obra audiovisual. A pesar de que el digital facilita el trabajo técnico y disminuye el presupuesto en comparación con el 16 o 32mm: ¿habéis tenido apoyos institucionales o de compañías privadas para financiar tu trabajo? 

Mariama Badji. Desgraciadamente, lo hemos tenido que pagar todo entre las dos de manera privada.
Estrella Sendra. Desde el mes de septiembre vamos a buscar esas ayudas para poder continuar bien el trabajo. Al estar el equipo tan disperso, entre Madrid, Sevilla y Londres, ha sido complicado poder hacer una búsqueda efectiva de financiación, porque todos estamos metidos en muchas cosas, y esto requiere mucho trabajo y mucho tiempo. Tenemos un material bruto de muy alta calidad con respecto a lo que yo buscaba. Así que este apoyo será fundamental para poder completar otras grabaciones y para la composición musical. Pronto activaremos una campaña de crowdfunding, ya que el nuestro es un proyecto que responde a necesidades de la sociedad que no están siendo cubiertas. Esperemos que haya suerte, y que la gente crea en el proyecto tanto como nosotros lo hacemos, porque a mí me encantaría seguir coproduciendo con estos jóvenes realizadores senegaleses de Cine Banlieue y, quién sabe, tal vez establecer lazos mucho más fuertes. De momento estamos poniendo todas las novedades en la página de Facebook. 

Beatriz Leal. ¿Cuáles son vuestros objetivos en cuanto a la difusión que os gustaría tener y el público al que pretendéis llegar?

Mariama Badji. La pretensión primera del documental es informar a través de distintas opiniones y personas con perfiles distintos. Queremos llegar a todos los públicos, porque la migración al fin y al cabo es un asunto de todos. 

Beatriz Leal. Estrella, la música contemporánea africana es una de tus pasiones, tal y como se observa en tus colaboraciones periodísticas. Con anterioridad, habías hablado de que querías realizar un documental en Senegal con la música como elemento central. ¿Sigues con esta idea en mente? ¿cuáles son tus próximos proyectos cinematográficos?

Estrella Sendra. Más que como elemento central, quería que en esta ocasión no sólo se escuchen testimonios orales, sino que se trabaje muy bien la música. Y que esta no sea necesariamente ‘mbalax’, el ritmo tan conocido de Senegal, con una percusión muy fuerte y característica, sino que se incluyeran toques más contemporáneos. Es por esta razón que nos pusimos en contacto con Arturo Cardelús, un compositor español que vive en los Ángeles y que tiene un curriculum espectacular. Lo conocimos en Madrid en unas vacaciones y fue un encuentro muy especial. Le gustó muchísimo el proyecto, pero claro, dada su alta actividad, sólo podrá comprometerse si tenemos una buena financiación para la composición musical. Así que espero que lo consigamos y que así sea. Además, va a encajar muy bien con el énfasis puesto en las artes en este segundo documental. En Londres tuve un maravilloso encuentro con Alioune Samb, compositor de Nila Band, quien nos ha cedido su canción Tuki sobre la emigración. En su momento, le hice una entrevista sobre la importancia de hablar sobre emigración en la música, y seguramente imágenes del documental sean también imágenes de un videoclip que nos hemos comprometido a hacerle más adelante como intercambio. En cuanto a nuevos proyectos, ahora tengo entre manos un documental sobre la música del griot Diabel Cissokho que está en este momento en fase de edición. Lo he hecho con la ayuda del periodista Ernesto Martín que vive como yo en Londres. Estoy a la espera de que Pablo Lara, encargado del sonido de "Témoignages" y Manuel Broullón, director de postproducción de "Temóignages", le den el último retoque…
 

Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.

cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.


Quiénes somos | Publicidad

© GuinGuinBali 2010