Recordar Registrar
Lunes, 22 de Septiembre de 2014 - 13:11 h
Publicidad

Facebook Twitter

Política

POLÍTICA

El día que Francia depuso a Gbagbo

PATRICE DOUH

Abidjan12/04/2011

La caída de Laurent Gbagbo en Costa de Marfil será siempre recordada como el día que el Ejército francés irrumpió por la fuerza en la residencia del presidente marfileño y le puso en manos de los rebeldes. El peso de Francia en este cambio de gobierno quedó reflejado cuando ayer lunes el nuevo presidente, Alassane Ouattara, mantuvo una larga conversación telefónica con Nicolas Sarkozy. Laurent y Simone Gbagbo permanecen en el hotel Golf.

Tambien de interés

Google Map de la zona

Laurent Gbagbo ha caído. El hasta ahora presidente de Costa de Marfil fue detenido sobre las 13.00 horas GMT en su residencia de Abidjan por las fuerzas especiales francesas, que lo pusieron en manos de los soldados rebeldes de Alassane Ouattara. La ofensiva final fue protagonizada por una veintena de tanques franceses y un gran número de legionarios de la fuerza especial Licorne, que desde las 8.00 horas penetraron por la fuerza en la residencia, doblegaron la resistencia de los militares que se mantenían leales al presidente, detuvieron a Gbagbo y su esposa y los pusieron en manos de los jefes rebeldes Koné Zakaria y Wattao, que participaron en la ofensiva.

Desde ese momento y hasta hoy martes, Laurent y Simone Gbagbo permanecen en la habitación 468 del hotel Golf de Abidjan, cuartel general de su rival Alassane Ouattara. En el momento de su detención, según el enviado especial de Le Monde, Gbagbo recibió algunos golpes. Posteriormente, tuvo que sufrir humillaciones de todo tipo de los jefes rebeldes, que se fotografiaron junto a él como si fuera una pieza de caza. Laurent Gbagbo pidió protección a la ONU ante el temor de que pudieran acabar con su vida y desde ayer lunes, cascos azules custodian su habitación para impedir que sufra nuevas violencias.

Especialmente llamativas fueron las imágenes de Simone Gbagbo, a quien se considera una de las personalidades más "duras" del régimen, con el pelo deshecho y evidentes signos de cansancio y miedo en su rostro.

El nuevo presidente marfileño, Alassane Ouattara, hizo en la noche del lunes un llamamiento a través de la televisión para que se evitaran las represalias contra los partidarios de Gbagbo y anunció una “nueva era de esperanza”. Asimismo, reiteró su voluntad de crear una “comisión de la verdad y la reconciliación” que arroje luz sobre las violaciones de los Derechos Humanos de los últimos meses, lo que incluirá las matanzas atribuidas a sus hombres en el oeste del país, así como la puesta en marcha de un procedimiento judicial contra Laurent Gbagbo, su esposa y sus colaboradores.


“Nuestro país acaba de pasar una página dolorosa de su historia. Tras cuatro meses de crisis postelectoral marcada por la pérdida de tantas vidas humanas, vemos al fin el alba de una nueva era de esperanza”, dijo Ouattara, el nuevo presidente de Costa de Marfil que ha llegado al poder tras un enorme fraude electoral en el norte y gracias a una guerra en la que contó con el decisivo apoyo militar de la ex metrópoli, Francia, y de los soldados de Naciones Unidas, circunstancias todas ellas que complicarán la legitimidad de un régimen que debe pacificar y reunificar un país dividido en dos.

Pese a los anuncios de investigación de los abusos y matanzas lanzados por Ouattara, éste debe su llegada al poder a la participación de numerosos jefes militares que, a buen seguro, harán todo lo posible para evitar que se eche luz sobre las matanzas. También es de prever que muchos se lancen a la hora de la venganza, aún hay muchos altos cargos del gobierno Gbagbo que han desaparecido en las últimas horas y que se teme por su vida.

La enorme influencia que ejerce Nicolas Sarkozy sobre el nuevo presidente marfileño, son amigos personales, quedó bien a las claras ayer lunes cuando, tras la detención, ambos mantuvieron una larga conversación telefónica.
 


Comentarios - 3

3ruben15/04/2011 16:40h.
De presidente a delincuente, hay que ver, asi tiene Dios que castigar a los que hacen caso omiso a su pueblo
2Angie12/04/2011 18:18h.
Sofisticación es lo que le sobran a Soro y los dozos ... y moral, no te digo ;)
1Mabundy12/04/2011 12:40h.
Si realmente fué golpeado Gbagbo, es una salvajada que debe ser reprimida con total contundencia. Gbagbo ante todo es un dirigente rival que debe ser tratado con todo respeto, sino por él, al menos por toda la masa de población que él representa. El juego de la política ha de ir acompañado de alta dósis de moral y sofisticación y no con brutalidad, como ha sido hasta ahora el modelo que ha imperado en los regímenes africanos. Mandela sobrevivió hasta nuestros días porque los racistas sudafricanos, ante todo supieron tratar con el debido respeto al máximo dirigente rival. La política también es: ética y sofisticación.

Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.

cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

Laurent Gbagbo y su esposa Simone en el hotel Golf.

LAURENT GBAGBO Y SU ESPOSA SIMONE EN EL HOTEL GOLF.Fotografía: GETTY IMAGES


Quiénes somos | Publicidad

© GuinGuinBali 2010