Recordar Registrar
Miércoles, 23 de Abril de 2014 - 07:50 h
Publicidad

Facebook Twitter

Política

POLÍTICA

EL EX MINISTRO DE EXTERIORES SENEGALÉS, CHEIKH TIDIANE GADIO, SE POSTULA COMO UNA ALTERNATIVA DE RENOVACIÓN PARA SENEGAL EN SU PASO POR CANARIAS

"África es el continente más rico, podemos dar de comer al resto del mundo"

LAURA GALLEGO

Las Palmas de Gran Canaria16/11/2010

Ser ex ministro en Senegal empieza a tener poco de extraordinario, tantos son los cambios que vive el Gobierno últimamente. No obstante, Cheikh Tidiane Gadio, que fue responsable de la política exterior con el actual presidente, Abdoulaye Wade, aspira a marcar una diferencia. Dice que la democracia en su país está en peligro. La pone en peligro las intenciones del octogenario Wade de perpetuarse un tercer mandato en el poder, o allanar el camino para que le suceda su hijo. Pero afirma contundente (“usted lo verá con sus ojos”) que no se lo van a permitir. Y él, entonces, se ofrecerá como alternativa.

Etiquetas relacionadas

Tambien de interés

Google Map de la zona

Fervoroso panafricanista, visulambra ya ese Renacimiento africano -”merecemos estar en el sitio del conductor, no en el vagón de cola”- a partir de la unidad y de un nuevo liderazgo: gente joven, comprometida y sin complejos. Como él mismo. Para algo son, él no tiene dudas, el continente más rico del mundo.

Las intenciones del actual presidente, Abdoulaye Wade, de alargar su presencia al frente del país un tercer mandato están crispando los ánimos políticos en Senegal ¿Qué valoración hace de la situación? Para la que además, hay plan B, porque si no, dicen, intentará que le suceda su hijo, Karim Wade....

-Hay varios asuntos en esa pregunta. Por un lado, nuestra Constitución dice que nuestro presidente está ahora en su última legislatura, terminará en 2012 y es su último mandato. Último, no hay más. Y es lo que él mismo dijo en 2007, se comprometió ante la pregunta de los periodistas sobre si se iba a presentar, dijo que no, que la Constitución se lo impedía y que era su último mandato. Pero ahora está manipulando las leyes para permanecer un tercer mandato, y no lo aceptaremos, lucharemos hasta que utilice su fuerza para imponerse, lucharemos contra eso.
La segunda cuestión en la que está trabajando duro es, efectivamente, es que su hijo le suceda. Es una vergüenza para el país, somos una de las democracias más antiguas de África, en 1848 los senegaleses ya depositaron su voto en Saint Louis. Algunos países africanos llegaron a la democracia en los años 90. Senegal en 1848. Así que es humillante para nuestro país ver a un presidente que además luchó duro por esa democracia, como después de que le convertimos en presidente, cambia de opinión y piensa que podemos tener un sistema dinástico. Que somos un reino, donde podemos tener una monarquía en la que a él puede sucederle su hijo. Eso no lo aceptaremos, sólo puede ocurrir en un Senegal donde sólo queden él y su hijo, en el que no estemos todos los demás.

Debo entender, por tanto, que la democracia está en peligro en Senegal....

-Por supuesto que lo está, un proyecto dinástico en una república democrática es un peligro para el país...

Quiero decir que si tiene opciones de lograrlo....

-No, no, porque nuestra gente no permitirá que ocurra, a eso me refiero cuando digo que para tener éxito tendrían que quedar sólo ellos dos. No quiero decir que nadie se vaya a ir, es nuestro país igual que es el suyo. Digo que ese sería el único escenario donde eso sería posible. Es un obstáculo que no puede superar, no dejaremos que ocurra. Créame, lo verá con sus ojos, no lo permitimos.

Pero sí, nuestros amigos en el resto del mundo deben estar advertidos: Senegal está luchando por su vida, por su vida democrática, por seguir existiendo como país estable y democrático, porque lo que está ocurriendo es una vergüenza y es inaceptable. Y no lo aceptaremos.

Wade ha incumplido otras promesas, como el pleno empleo en el año 2000 para una juventud que ahora lo contempla también desencantada ¿Qué clase de líder cree que espera esa juventud senegalesa, y en concreto ese sector que además está bien formado y listo para tirar del país?

-Están esperando un líder joven, claro. No me estoy describiendo a mi mismo, pero realmente creo que es el momento de un relevo generacional. EEUU está presidido por un hombre de 48 años, España por uno de 48 también, Reino Unido por uno de 43 o 44. No hay razón para que Senegal, donde el 67% de la población es joven, esté liderado por uno de 88 años. Así que tiene que haber un cambio, y cuando se produzca, por lo que a mi respecta, no se trata ni de mi ni de mi hijo, sino de Senegal, porque quiero trabajar duro por el desarrollo del país.

Sé que es posible, tal y como otro hombre dijo 'Sí, podemos' (Yes we can) podemos hacerlo en Senegal, en África. Si nos unimos todos los africanos. Si me dicen: 'Gadgio, representas a Senegal pero serás el número 10 o 15 en la lista de líderes africanos'. Yo diría: “Colócame el último de la lista, con tal de que firmes por la unidad”. No estoy luchando por ser el líder de África, sino por tener un grupo de líderes que realmente crean en ella, que estén preparados para morir por el continente, y pongan primero África, después su país y a ellos en tercer lugar. Eso son los líderes que se preocuparán del empleo, de la salud. Tenemos un billón de personas, la población más joven del mundo, una riqueza enorme en recursos naturales, podemos tener el mejor sistema agrícola y alimentar no sólo a los africanos sino al resto del mundo. Tenemos todo lo necesario, pero si queremos convertirnos en esa potencia realmente, debemos resolver dos cuestiones: la unidad y el liderazgo. Si lo hacemos, verán.

Pero ¿No tienen también que arrebatar el control de esos recursos naturales a otros países extranjeros? A los que además ahora, se ha unido China....

-El discurso europeo sobre China es increíble, honestamente. Los europeos creen que tienen el derecho de venir a África y tener una relación unilateral, porque sólo quieren beneficios ¿Has visto a algún país europeo o a Europa como conjunto sentarse con África y decir: busquemos una política en pro de nuestros intereses comunes? No. Lo cual está bien. Pero ahora viene China, Estados Unidos, Brasil, India, porque estamos en una economía global, y Europa ahora se preocupa y nos advierte: “Cuidado, que viene China”. ¡Claro que viene!

¿No es un problema?

-El problema realmente somos los africanos, sí estamos preparados para defender nuestros intereses o no, no sólo en el continente sino en el resto del mundo. No necesitamos la voz de Europa para saber que China está haciendo esto o India aquello. China e India son amigos de África, vienen buscando satisfacer su interés y nosotros debemos defender los nuestros cuando nos sentamos con sus gobiernos. Yo no tengo complejos, ellos son seres humanos que representan a países poderosos y yo represento un continente poderoso; el más rico del planeta, potencialmente; el más joven en términos de población. Tengo recursos que ellos no tienen, y que desean. Yo debería estar en el asiento del conductor, no en el vagón trasero.

Desde luego, pero quería decir que China si acaso se suma a esas potencias que ya controlan parte de esos recursos, y contra las que tendrán que luchar entonces, empezando por Europa...

-No se trata de luchar, cuando tengamos un liderazgo fuerte lo verá, las cosas cambiarán, incluida la percepción de África. Cuando China le dice a la República Democrática del Congo que puede darle 5 billones de dólares a cambio de una concesión especial sobre las minas de hierro, o de oro o de lo que sea, y que construyen la infraestructura de inmediato, Europa clama: “¡No! ten cuidado” ¿Desde cuando esta preocupación por África, desde cuando Europa tiene un trato tan amable?.
No, ellos deberían defender sus intereses y nosotros defenderemos los nuestros. Como le dije: Pongamos África no como el objeto del problema, sino en el centro del escenario y dejemos que los africanos se defiendan ¿Usted es amiga de África? Pídale a sus hermanos africanos que se movilicen en defensa de los intereses de su continente. Todo el mundo es bienvenido a África siempre y cuando los africanos estén listos para defender sus intereses. Si algo sale mal, si China se lleva nuestros recursos, no será su culpa sino la nuestra.


Supongo que eso empieza también por la cooperación, no sé cuán imprescindible la considera, pero, en cualquier caso ¿No deberían liderarla también los africanos?

-No tenemos éxito en la cooperación con nadie, siempre estamos en el lado del perdedor. Siempre. Y tenemos gente competente, que conoce los mercados internacionales, que viaja por el mundo y puede defender los intereses de África, pero no tenemos los líderes políticos adecuados, y a veces se preocupan más de lo que pueden obtener para ellos mismos, las comisiones, todas esas cosas, más que por lo que pueden conseguir para la gente. Yo, sí estoy representando a Senegal, a los países de África del Oeste o al continente, te juro que la gente aplaudirá a la vuelta, porque traeré resultados para todos ellos, no para mi mismo.

Bueno, y en ese escenario de unidad que plantea ¿África ganaría más peso también para la resolución de conflictos locales? Estoy pensando ahora mismo en la cuestión del Sahara Occidental ¿cuál es su opinión al respecto?

-Creo que conozco el problema, porque he estado durante 10 años en reuniones de la Unión Africana sobre este problema, y me produjo mucha tristeza comprobar que están atrapados en medio de grandes poderes que buscan sus propios intereses.
Y en segundo lugar, la cuestión se llevó a la Unión África, y en lugar de enfocarla desde el punto de vista de ayudar a Marruecos y a los saharauis a buscar una solución, se enfocó desde la división: tienes a Marruecos y a sus aliados, y a Argelia y los saharauis. Ante ese tipo de enfrentamientos, la gente más débil siempre pierde. Cuando los elefantes avanzan la hierba paga el precio. Eso es lo que está pasando: potencias separadas, continentalización del problema, y después, una contradicción entre los países africanos: no sólo se posicionaron sino que después lo enviaron a la ONU. ¿Porqué primero una cosa y luego la otra?.
Senegal en 2001 propuso un comité de sabios, para ir a dialogar con los líderes saharauis; conseguir que Marruecos regresara a la UA, y que el problema se resolviera entre hermanos y hermanas del mismo continente, y alcanzar una solución aceptable para ambos. Pero lo que hicieron fue enviarlo a la ONU y en la cuarta comisión de descolonización discutieron, no se pusieron de acuerdo, firmaron y se fueron. Quizás estoy simplificando, pero lo que quiero decir es que este es un problema africano, África debería ocuparse, pero no dividirse entre los que apoyan a unos u otros, eso fue un error desde el principio.
El respecto por los derechos humanos, la solución de muchos problemas sociales, pasa por la negociación entre ambas partes: si los saharauis y los marroquíes se encerraran a negociar, como cuando eligen un Papa, y no salieran de ahí sin ella...pero eso no sucede, en cuanto se sientan aparecen aliados de uno y otro que interfieren.En la UA cada uno levanta la mano a favor de uno u otro, y se neutralizan, no se resuelve nada y los saharauis salen perdiendo. Creo que es mejor para ellos afrontar un diálogo directo, y al mismo tiempo es bueno para la UA caminar hacia una política más comprometida con la búsqueda de la paz.

Volviendo a Senegal, y en concreto, ahora, a los sengaleses que están fuera, aquí en España afrontan ahora una crisis, y me pregunto cuál es su mensaje para ellos ¿Es momento de regresar a Senegal, pueden ayudar igual desde fuera? ¿Qué les diría usted?

-Si, pueden ayudar desde fuera, prefiero decir eso porque cuando yo decidí regresar tenía 43 años y había pasado 21 entre Francia, Canadá y Estados Unidos. Es decir, toda mi vida adulta. Fue una decisión personal, sin presiones, sin que me importara tampoco cual era la situación en mi país. Dejé un trabajo en el que ganaba 10.000 dólares al mes por uno de 800 dólares. Fue una decisión personal en la que me apoyó la familia. Pero los africanos sufren en su continente, por la pobreza de sus líderes. Ahora que se han acomodado en Canadá, Estados Unidos, Europa, Australia, decirles que simplemente deben regresar, me dirán primero que volver a dónde y a hacer qué exactamente. Algunas veces uno se pregunta si los líderes africanos no prefieren de hecho que esos africanos preparados, médicos, ingenieros, se queden fuera, porque no pueden darles un trabajo, y además, normalmente, protestan por la situación política, exigen un cambio, democracia. A veces parecen cómodos por tenerlos lejos. Pero lo que yo digo es que deben pensar en África. Pero hacerlo con anchura de miras. No regresar por una cuestión emocional, digamos, y después verte en la calle pidiendo. Estoy exagerando la fotografía. Pero digo que desde cualquier lugar del mundo puedes ayudar a África, impulsar la democracia, invertir en el sector privado, dar seminarios o hacer cursos voluntarios en las universidades africanas. En EEUU conocí a uno de los mejores cirujanos que una vez al año iba un mes a su país a operar gratis. Eso es mejor que nada.

Hablando de esos líderes que necesita África ¿Hay ya algún buen ejemplo, en su opinión?

-El primer presidente de Ghana, Kwame Nkrumah, porque él dio su vida por la unidad de África, fue el primero en emplear el concepto de Estados Unidos de África -después de Marcus Garvey, por supuesto- pero creo en él, su tipo de compromiso. También creo en Nelson Mandela, sobre todo porque no intentó abrazarse al poder, como hacen otros ahora, ni intentó relegar en sus hijos, otra forma habitual de permanecer en él. Mandela no hizo eso, y tiene muchos hijos. Le respeto por eso. Me gusta Ellen Johnson Sirleaf porque es la primera presidenta de un país africano, y sé los problemas que ha tenido que afrontar por ser una mujer, y es una luchadora, una mente independiente, y espero que tenga éxito. Pero los líderes que queremos deben ser nuevos: jóvenes, renovados, inteligentes, comprometidos, que pongan África en primer lugar, que no tengan complejos: respeto al primer ministro de China o al presidente Zapatero, pero somos de la misma generación, fuimos a las mismas escuelas, tenemos los mismos diplomas o incluso superiores, porque los africanos sabemos que tenemos que ser los mejores de los mejores sólo para ser considerados entre los normales. Así que tenemos las competencias para desarrollar África y representarla de manera honorable, y tener éxito en lo que llamamos el Renacimiento africano.
Un líder que no mencioné es Cheikh Anta Diop , gran historiador y filósofo, nunca alcanzó el poder, pero es un modelo de lealtad hacia África, pasó su vida en África después de su periodo en Europa, rechazando puestos en universidades americanas, europeas. Y mostró la historia africana como nadie antes, demostró cómo los europeos la manipularon y convirtieron en una historia negativa, que no es cierta, y demostró que el orgullo africano nace en Egipto, la civilización negra, nada más. Y habló de ese Renacimiento, de utilizar las lenguas africanas, de la revolución industrial. Esa es la gente que admiramos y respetamos y a quien anhelamos parecernos.

Ha mencionado a una mujer en el poder ¿Qué papel debe ocupar en este escenario que dibuja? ¿Está ya donde le corresponde en África?

-No, hay mucho trabajo que hacer. Hay algunos países donde se han hecho algunos progresos como Ruanda. Pero lo que sucede con los africanos en general en el mundo, que ahora tenemos gente muy cualificada, competente e inteligente, es lo que sucede también internamente con la mujer en África: está preparada, cualificada, tiene un alto sentido de la integridad, y además si no fuera por ellas habríamos desaparecido del mapa, son las que han mantenido la vida porque han llevado totalmente las riendas de la agricultura, además de soportar la esclavitud, la colonización: y hoy somos un billón gracias a ellas, porque dieron todo para que sobreviviéramos, merecen respeto y consideración, y merecen compartir el poder o incluso deberían tenerlo ellas. Creo más en su potencial liderazgo que lo que he visto ya en hombres africanos.

Su optimismo hacia el futuro parece evidente, pero este año, en que muchos países conmemoran el cincuentenario de las independencias, no puedo dejar de pedirle un balance al respecto. Mirando atrás ¿hay motivos para celebrar algo?

-No, no se han cubierto las expectativas, en educación flaqueamos por todos lados. Si en los países emergentes el índice de población que alcanza la educación superior es alrededor del 15%, en África estamos entre un 5 y un 7%. eso no es buena. Comercialmente (intra trade) un cero; tenemos un índice de entre 10 y 12%, frente al 60% de Europa o el 50% de Asia. ¿Infraestructura? Para venir de Dakar a Canarias, que está a menos de dos horas, a veces tienes que pasar por Madrid, y volar siete horas. No tiene sentido. Incluso para desplazarte dentro del continente, por ejemplo, de Senegal a Liberia, que no llega a dos horas tampoco, tienes que pasar por Londres. ¿Sanidad? Por supuesto, tampoco. Hay cosas positivas, no es todo malo, pero queda casi todo por hacer, y creo firmemente que lo haremos. Porque el objeto principal de desarrollo se está desplazando a África: el petróleo será nuestro muy pronto, casi todos los páises costeros tienen petróleo, Chad, Sudán, etc. De lo que me alegro es de que no descubrieran todo el petróleo cuando sólo éramos un continente expoliado. Ahora estamos advertidos, y el petróleo está llegando: Dios es bueno con África.

Los próximos 50 años, entonces, serán mucho mejores...

-Un 200% mejor; incluso un 300%. El resto del mundo respetará África en los próximos 50 años, experimentaremos ese Renacimiento, pronto seremos como Malasia, si tenemos los líderes adecuados. España luchaba por su desarrollo en los 70 y ahora es un país desarrollado, nosotros podemos hacerlo incluso mejor, porque aquí hay algo más de 40 millones de personas y nosotros somos un billón, y tenemos una riqueza en recursos naturales incomparable.
 

 

La Federación de Asociaciones Africanas en Canarias (FAAC) celebra en este mes de noviembre su segundo aniversario, a través de un programa deportivo, cultural y de conferencias en varias localizaciones de Las Palmas de Gran Canaria. La sede de Casa África acogió ayer la disertación de Cheikh Tidiane Gadio sobre el panafricanismo y el futuro de la Unión Africana. Fue él precisamente el representante de Senegal en esa reunión que tuvo lugar en 2007 en Accra en el seno de la UA, donde los líderes discutían si la creación de los Estados Unidos de África debía de ser un asunto gradual o inmediato, y Gadio defendió con pasión esta segunda opción: "Estamos preparados para renunciar total o parcialmente a nuestra soberanía e integrarnos en un gobierno de África", aseguró entonces en nombre de Senegal.

Ocupó nueve años el cargo de Ministro de Exteriores, y el propio Wade le calificó siempre como el mejor responsable de este área en toda África, hasta que fue desplazado del mismo el año pasado, sin explicación aparente. La prensa senegalesa señaló sin embargo una mala relación con el hijo de Wade, Karim, como el motivo de esta destitución. Gadio, desde mayo de este año, se ha erigido como lider de un nuevo partido, Movimiento Político Ciudadano, firme oposición en las próximas elecciones.

Comentarios - 2

2pablo18/11/2010 17:36h.
Como Wade consiga cambiar la constitución para ser reelgido, será el gran fracaso de África, un retroceso inadmisible para uno de los países tradicionalmente más democráticos. Un reto para Senegal: no más de 15 ministerios y que sus cargos no cambien en una legislatura ¿es posible Sr Gadio?
1Modou Guéye16/11/2010 16:33h.
Siempre lo mismo. La nueva moda es: comer el dinero del pueblo siendo menbro del gobierno y al estar ejectado o al dimitir viendo que el final será tragico crear su partido politico y presentarse en elecciones. Los senegaleses de la Diaspora no son tontos para apoyarte, Gadio. Nunca viniste a verlos y hablar con ellos cuando eras Ministro de Asuntos Exteriores. Viniste un monton de veces en las islas (Casa Africa, Gobierno Canario...).Por favor, no digas que no tenias tiempo. Y te permites de venir en Las Palmas de Gran Canaria acompañado de un Guarda-espalda.¡Que tonteria! ¡Feliz Aïd-El-Kebir (fiesta del Cordero a todos!

Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.

cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

Cheikh Tidiane Gadio, ex ministro de Senegal y candidato a la presidencia en 2012, a su paso por Las Palmas de Gran Cana

CHEIKH TIDIANE GADIO, EX MINISTRO DE SENEGAL Y CANDIDATO A LA PRESIDENCIA EN 2012, A SU PASO POR LAS PALMAS DE GRAN CANA

Cheikh Tidiane Gadio, ex ministro de Senegal y candidato a la presidencia en 2012, a su paso por Las Palmas de Gran Cana

CHEIKH TIDIANE GADIO, EX MINISTRO DE SENEGAL Y CANDIDATO A LA PRESIDENCIA EN 2012, A SU PASO POR LAS PALMAS DE GRAN CANA

Cheikh Tidiane Gadio, ex ministro de Senegal y candidato a la presidencia en 2012, a su paso por Las Palmas de Gran Cana

CHEIKH TIDIANE GADIO, EX MINISTRO DE SENEGAL Y CANDIDATO A LA PRESIDENCIA EN 2012, A SU PASO POR LAS PALMAS DE GRAN CANA


Quiénes somos | Publicidad

© GuinGuinBali 2010