Recordar Registrar
Domingo, 26 de Octubre de 2014 - 07:41 h
Publicidad

Facebook Twitter

Sociedad

SOCIEDAD

¿Qué proponen los partidos en España en materia de Cooperación Internacional?

17/11/2011

La Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España ha analizado los programas electorales de los distintas formaciones políticas que se presentan a las elecciones generales del próximo día 20 de noviembre desde la perspectiva de la cooperación internacional para el desarrollo. Estas son algunas de las propuestas que presentan los partidos políticos en este ámbito. Resumimos a continuación las principales propuestas del Partido Popular, Partido Socialista, Izquierda Unida, UpyD, Equo y Coalición Canaria-Nueva Canarias.

Tambien de interés

PARTIDO POPULAR: 

El Partido Popular defiende modelo de desarrollo basado en el crecimiento económico, en el que las alianzas con el sector privado juegan un papel fundamental. Incluye la cooperación al desarrollo “dentro de la estrategia de política exterior, ya que es fundamental para aumentar la eficacia de la ayuda en la relación con los países socios”. Además, es también considerada parte de la política de seguridad y defensa.

El programa del PP subraya que defiende una ayuda eficaz, bien gestionada, transparente, evaluable y más operativa. Insisten en la importancia de la evaluación del impacto real de la ayuda al desarrollo y de su necesaria conexión al conjunto de la política exterior, cuya tarea principal es la de “defender y promover la defensa conjunta de nuestra sociedad, nuestros ciudadanos, nuestras empresas y nuestra cultura”.

Realiza las siguientes propuestas:
Favorecer foros de diálogo por países que reúnan a todos los donantes para favorecer una política eficaz y coherente, que impida la duplicidad de recursos y permita una verdadera especialización de la cooperación al desarrollo española.
Impulsar una mejora en la gestión y en la evaluación de la cooperación al desarrollo. Implantaremos análisis de coste-efectividad e impacto. Coordinaremos la acción de todas las administraciones conforme a las prioridades estratégicas y a los criterios de la Unión Europea.
Unificar los trámites en la concesión de subvenciones y ayudas sobre la base de criterios transparentes y objetivos.
Abogan por la simplificación en la arquitectura de la cooperación multilateral al desarrollo.

Sobre los actores no gubernamentales defiende lo siguiente:

La promoción de ONG (nuestras empresas, los intereses de nuestros ciudadanos) para influir en el mundo y en la globalización con personalidad propia.
Gestionar eficientemente la administración española en el exterior para atender a los españoles en el exterior, las empresas y ONG y al conjunto de la sociedad.
Estableceremos normas claras para ofrecer una completa información sobre los presupuestos y la situación patrimonial de todos los partidos políticos, organizaciones empresariales, sindicatos, fundaciones y ONG que reciban fondos públicos para financiar su actividad.

Respecto al papel del sector privado lucrativo y su papel en la cooperación para el desarrollo, se menciona:
Promover las alianzas público-privadas, llamar a la colaboración entre particulares, y animar a la responsabilidad social corporativa de las empresas.
Poner el conocimiento social, empresarial e institucional al servicio de la cooperación al desarrollo, el intercambio universitario y la transferencia de conocimiento.

Los populares manifiestan que respaldarán iniciativas de educación para el desarrollo, para la investigación e innovación, para la creación de capacidades institucionales y humanas en esta importante política, para la sanidad y para las infraestructuras del agua.

Sobre el enfoque de género, la visión que plantea es: mujeres necesitadas de apoyo y protección y acceso, que no control, a la educación o la salud. “Haremos de la política de apoyo a la mujer una prioridad transversal de la AOD. Promoveremos especialmente el acceso de la mujer a la educación y a la salud y protegeremos su libertad y dignidad.”

Aunque menciona el 0,7 por ciento del PIB no se compromete a alcanzarlo en 2015, ni tampoco a llegar a este porcentaje con el aumento progresivo de la AOD. Habla de promover las alianzas público privadas y la aportación de recursos particulares. No contempla en ningún momento la movilización de recursos adicionales y predecibles para el desarrollo (lucha contra los paraísos fiscales y la evasión fiscal, adopción de TTF o tasas similares).

El PP apoyará las alianzas que establezcan para la cooperación al desarrollo los países de renta media y los menos avanzados, sobre todo en el ámbito iberoamericano y mediterráneo. No se hace referencia a su relación con África.

PARTIDO SOCIALISTA:  

El PSOE defiende un modelo de desarrollo global sostenible. Considera a la política de cooperación al desarrollo una política de estado, desligada del resto.
Los socialistas aseguran que se esforzarán en lograr una mayor calidad y eficacia de la ayuda al desarrollo española, promoviendo una reorientación estratégica de la misma, buscando un mayor impacto en las acciones y mejorando la evaluación de los proyectos y programas.
Mantienen, además, que “es preciso avanzar en la reforma estratégica del sistema de Naciones Unidas –incluido el Consejo de Seguridad– para hacerlo más eficaz, representativo y democrático e introducir la máxima coherencia, complementariedad y rendición de cuentas en la actuación de todas las actuales Agencias y Programas. En este ámbito, promoveremos la creación, de acuerdo con las recomendaciones actuales de la ONU, de un Consejo Global de Sostenibilidad, que coordine los esfuerzos de las instituciones internacionales en el ámbito comercial y financiero con aquellas agencias de la ONU dedicadas a la sostenibilidad y la solidaridad internacional”.

No define explícitamente a los actores del sistema de cooperación, aunque sí que habla la coordinación y complementariedad entre actores nacionales e internacionales y la mejora en la coordinación entre el sector público y privado en el ámbito de esta política, como principios rectores de la cooperación española.

Sí habla del rol del Tercer Sector de Acción Social para el desarrollo del modelo de bienestar que propugnan como elemento esencial en la colaboración necesaria entre la acción política e institucional con la sociedad civil organizada, activa, participativa y comprometida.

Se proponen una serie de medidas para mejorar este sector.
La Ley de Mecenazgo incentivará adecuadamente las aportaciones a las Organizaciones sin ánimo de lucro.
Se establecerá en el régimen jurídico del Tercer Sector un Plan de Contabilidad Especial, donde se fiscalice de forma eficaz el gasto y la disposición de los fondos.

Menciona la coherencia de las distintas acciones en materia de cooperación al desarrollo como uno de los principios rectores de la cooperación española. Además señala que la política de cooperación española “se establecerá de forma coherente y coordinada para articular activamente la contribución del conjunto de políticas del Estado y su acción exterior, y de todos los actores públicos y privados, a los objetivos globales de desarrollo sostenible, y a la erradicación de la pobreza”.

El documento sólo contiene tres referencias específicas al trabajo en materia de igualdad en el ámbito de cooperación. La única línea de trabajo que se destaca de forma específica es la promoción de la salud sexual y reproductiva, haciendo mención a dicha línea de trabajo en dos ocasiones:
1) En el marco del trabajo en Salud, se menciona la meta del 15% de la AOD española en género y salud sexual y reproductiva. Este es el único compromiso explícito del documento respecto al trabajo en materia de género y cooperación al desarrollo.
2) En el marco del trabajo en derechos humanos, se destaca que se promoverán “los derechos a la salud sexual y reproductiva de las mujeres y niñas, así como medidas que persigan la igualdad de género.”
A parte de estas dos referencias, se señala la igualdad de género como una de tres áreas prioritarias para la cooperación con América Latina, pero sin especificar en qué líneas concretas de acción.

No mencionan el 0,7 por ciento del PIB. Si contempla la movilización de recursos adicionales y predecibles para el desarrollo: “seguiremos trabajando con la comunidad internacional en la búsqueda de mecanismos innovadores de financiación para el desarrollo que permitan cubrir la brecha de financiación, estimada en más de 300.000 millones de euros anuales, buscando fuentes de recursos adicionales estables y previsibles. Mecanismos como la tasa sobre transacciones financieras internacionales, la lucha contra la evasión fiscal y el tráfico ilícito de capitales, así como la mejora de los sistemas impositivos de países de renta media para fortalecer su capacidad de recaudación y financiar políticas públicas en ámbitos como la salud o la educación”.

Apuesta por seguir trabajando en la mejora de las estructuras de gestión de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) y en mejorar sus capacidades humanas”.

En cuanto a prioridades geográficas, apuesta por mantener el compromiso con África “África Subsahariana, siga siendo la región del mundo que más ayuda oficial al desarrollo reciba de nuestro país”, América Latina y el Mediterráneo. Se afirma que: “se refuerza el compromiso con los Países Menos Adelantados, destinando un mínimo del 25 por ciento de la AOD”

En cuanto a prioridades sectoriales, se subrayan:
Promoción y protección de los bienes públicos globales, como la paz, la calidad medioambiental, el desarrollo con equidad, la justicia internacional, los derechos humanos, la salud, la seguridad alimentaria, el acceso al agua potable, la energía, la educación, y el desarrollo económico y financiero, investigación científica y la transferencia del conocimiento, avanzando así hacia una “cooperación del conocimiento.
25% de la AOD se destinará a servicios sociales básicos como salud y educación.
15% de la AOD española en género, salud sexual y reproductiva.
Seguridad alimentaria y lucha contra el hambre continuará siendo una prioridad.
Tansversalización de los derechos humanos en el Plan Director.

IZQUIERDA UNIDA

Izquierda Unida considera la Cooperación al Desarrollo como una política pública estatal y denuncia el desmantelamiento de la cooperación a través de la desaparición de los fondos destinados a la misma. Exige el aumento de los fondos destinados a la cooperación precisamente en tiempos de crisis. 

Relaciona la política de cooperación con la de seguridad, y asume el compromiso de “cambiar sustancialmente la actual Política Exterior y de Vecindad de la UE”. Según IU, ésta debe basarse en la paz, el desarme, la cooperación y las relaciones internacionales democráticas”.
Plantea un modelo de cooperación alejado de la promoción de los intereses privados empresariales. Entre sus propuestas para la paz asegura que quieren contribuir al rediseño y reconstrucción de la Naciones Unidas para que sus 193 Estados miembros sean quienes decidan realmente el gobierno del mundo, con una estructura más participativa y democrática”.

No específica quienes son los actores del sistema de cooperación estatal. Aunque si aborda, dentro de sus propuestas económicas para salir de la crisis, una serie de medidas con el fin de apoyar al denominado tercer sector, constituido por empresas e instituciones sin ánimo de lucro:
Desarrollo de una Ley del Tercer Sector.
Reconocimiento del Tercer Sector como agente social y económico con personalidad propia.
Creación de mecanismos adecuados de interlocución civil.
Desarrollo de un sistema de financiación más justo, adecuado y sostenible.
Que con dinero público no se realicen alianzas público privadas (ONG’s y Transnacionales).

En el apartado dedicado a cooperación no se realizan ninguna mención específica en cuanto a la defensa y promoción de los derechos de las mujeres. Sin embargo, en otros puntos del documento, se plantean medidas que hacen referencia a medidas de cooperación internacional con perspectiva de género. Como por ejemplo:
En cuanto a la promoción de los derechos de la población LGTB: “elaboración y aprobación de un plan de acción LGTBI para la cooperación internacional española. Este plan poseerá fondos propios para su desarrollo”.
En cuanto a la promoción de los derechos de la población migrante: “Despojar las políticas de cooperación y ayuda al desarrollo hacia los países de origen o tránsito de las migraciones de connotaciones coercitivas, prevaleciendo las necesidades de sus poblaciones sobre intereses políticos, comerciales o financieros, y suspender la venta de armas y municiones a países con conflictos”.

No mencionan el 0,7 por ciento del PIB, y plantean una serie de peticiones:
Que en tiempos de crisis se aumente la solidaridad, por lo que piden un aumento de los recursos destinados a Cooperación siempre que esta no se mercantilice ni se privatice en manos de grandes empresas.
Que los fondos de desarrollo no sirvan para fortalecer las políticas de privatización en los países de destino (ejemplo: privatización del agua en América Latina).
Que con dinero público no se realicen alianzas público privadas (ONG’s y Transnacionales).
Acabar con el bipartidismo en el destino de las subvenciones de cooperación. La mayor parte de los fondos actuales se reparten entre organizaciones cercanas al PSOE, al PP y a la Iglesia Católica.
Si aborda el tema del Impuesto de Transacciones Financieras, entre las propuestas económicas para salir de la crisis, aunque no menciona que los recursos obtenidos de esta manera vayan a ser destinados a la cooperación para el desarrollo. Al igual que hace cuando plantea medidas de lucha contra el fraude, la evasión y los paraísos fiscales.

Unión Progreso y Democracia (UPyD)

UpyD entiende la Cooperación al Desarrollo como una política de Estado, aunque la considera al nivel de la política internacional y de defensa. Además aparece vinculada a otras políticas:
Política exterior en clave Defensa de los DDHH
Economía, hablando de lucha contra los paraísos fiscales, y Tasa Transacciones Financieras.
Cultura: anula la alianza de las civilizaciones.
Agricultura: postura ante la PAC.
Políticas sociales: exigencia activa del respeto del principio de no discriminación por la orientación sexual a terceros países

UpyD apuesta por la evaluación y seguimiento de las intervenciones de cooperación al desarrollo, incorporando sus resultados a las intervenciones futuras. También apuesta por un acuerdo internacional que permita a los países empobrecidos tener espacios políticos para diseñar sus planes de desarrollo con más flexibilidad, asegurando en la negociación un trato especial y diferenciado, donde se aseguren mayores periodos para la aplicación de los compromisos.

Sobre la cooperación descentralizada, UpyD mantiene que hay que mejorar la coordinación y complementariedad entre la política de cooperación al desarrollo de la Administración General del Estado con las agencias autonómicas de cooperación internacional y de los ayuntamientos. “El Plan Director diseñado por la AECID será el instrumento que rija la cooperación española, y por tanto la cooperación descentralizada no podrá contravenir sus normas. Así mismo el Plan Director deberá cumplir las condiciones de complementariedad con la política de cooperación de la Unión Europea”.

Sobre las ONG y el Sector Privado propone fomentar la participación de la sociedad civil y del sector privado en la lucha contra la pobreza, incrementando las desgravaciones fiscales por donaciones a fines sociales, y desgravando a las empresas que aporten cooperación técnica.

Sobre subvenciones a ONGs, propone la concesión de ayudas públicas a las ONGD de forma transparente, fijando públicamente el baremo meritocrático y publicando las puntuaciones de cada proyecto y programa presentado.

UpyD asegura que es necesaria la coherencia de la política exterior y de cooperación con el respeto de los derechos humanos. Hace las siguientes propuestas:
Pacto de Estado que evite las modificaciones de política exterior cuando cambien los gobiernos, que deberá asumir la defensa de los valores democráticos y de los Derechos Humanos, el cumplimiento de las Resoluciones de la ONU y la defensa de los ciudadanos, de los intereses nacionales y el desarrollo de la diplomacia multilateral, como principios rectores de las relaciones internacionales de España.
Seguimiento escrupuloso de la aplicación de la Cláusula Democrática de la Unión Europea en la cooperación al desarrollo, sin mermar la cooperación con esos países a través de ONG y sociedad civil no involucrada con el régimen dictatorial, pero supeditando sin excepciones la cooperación bilateral con gobiernos al respeto de éstos a los Derechos Humanos.
Con respecto al enfoque de género, apuesta por la exigencia activa del respeto del principio de no discriminación por la orientación sexual a los países que segregan, encarcelan y ejecutan a personas por su orientación sexual o identidad de género, que deben considerarse graves vulneraciones de los Derechos Humanos.

No mencionan el 0,7 por ciento del PIB, pero en el apartado sobre reforma fiscal y lucha contra el fraude, se compromete a:
Lucha internacional contra los llamados “paraísos fiscales”.
Introducción internacional de un impuesto sobre las operaciones financieras (conocido por “tasa Tobin”).
Evaluación y seguimiento de las intervenciones de cooperación al desarrollo, incorporando sus resultados a las intervenciones futuras.
Evaluación periódica obligatoria de todas las políticas públicas, para las que se fijarán previamente objetivos con indicadores claros. Las que no cumplan los objetivos serán modificadas o suprimidas. La evaluación será una información públicamente accesible, sistematizada y generada de forma regular.

UpyD asegura que condicionará las relaciones internacionales con terceros países, incluyendo la cooperación para el desarrollo, a la clausula democrática:
Exigencia del respeto de los Derechos Humanos a todos los Gobiernos, sin excepciones, como fundamento de las relaciones internacionales de España con terceros países.
Hace hincapié en papel activo en la solución del conflicto del Sahara Occidental, a la defensa del derecho del pueblo palestino a un Estado propio viable, en paz y sobre la base de las fronteras anteriores a 1967 y a la defensa del derecho del Estado de Israel a la existencia en paz y a su seguridad dentro de las fronteras reconocidas internacionalmente. También apuesta por ayudar a la evolución de Guinea Ecuatorial a un régimen verdaderamente libre y representativo, y control eficaz de la cooperación al desarrollo con ese país, evitando potenciar la corrupción tanto en la cooperación pública como en los contratos privados. Al igual que asegura que realizará un apoyo activo a la oposición democrática que lucha en Cuba por instaurar un régimen democrático, tanto en las instituciones y foros internacionales como ante la Administración cubana.

EQUO: 

Apuesta por un por un modelo de desarrollo global e integral que tenga en cuenta los límites biofísicos del planeta. Defiende la política de cooperación como una política de Estado, enmarcada dentro de la política exterior, ambas comprometidas con los espacios de gobernanza global y no al servicio de intereses particulares o privados.

Los ejes de actuación de la política exterior que promueven son el desarrollo sostenible, la defensa y extensión de los Derechos Humanos, el respeto a la legalidad internacional así como la promoción y extensión de la Democracia como expresión. Apuesta también por el desarrollo de “políticas” que contribuyan conjuntamente a la reducción de la pobreza y las desigualdades en el mundo.

EQUO defiende una cooperación de mayor calidad y que se mantengan los compromisos adquiridos. Además, asegura que se profundizará en el debate en España sobre las causas y consecuencias de la pobreza y las desigualdades.

EQUO apuesta por el multilateralismo como herramienta de consolidación y refuerzo de una Comunidad internacional que avance hacia el suministro adecuado de bienes públicos globales. Considera necesario el abordaje e impulso de las reformas del Sistema de Naciones Unidas, tanto en su estructura política como en su estructura de gobernabilidad.

Menciona al Tercer Sector pero al de acción social y realiza las siguientes propuestas:
Puesta en marcha de un Plan de apoyo al tercer sector de acción social, con una Ley de tercer sector, potenciación de su papel como interlocutor y mejora de su financiación y fiscalidad., que incluye entre otras medidas la equiparación de las deducciones fiscales para donativos de personas físicas y jurídicas elevando las desgravaciones hasta el 35%.
Apuesta por “la coherencia de políticas internacionales como las ambientales, comerciales, agrícolas, pesqueras, migratorias, laborales, de deuda externa o de comercio de armas y el control de las empresas militares privadas”.

A nivel de Política Exterior y Cooperación la promoción de la equidad de género está mencionada, pero no desarrollada. No hay propuestas concretas ni siquiera una apuesta definida por la equidad de género como prioridad, aunque sí parece que hay voluntad de incluirla y desarrollarla.

EQUO apuesta por mantener los compromisos de financiación, para llegar al 0,7% del PIB en 2015. Aunque no se vincula en el programa con recursos predecibles para el desarrollo, en el punto de Política Fiscal (“Lucha sin cuartel contra el fraude fiscal”), se contemplan bastantes y variadas medidas: ampliar impuestos a entidades bancarias, 25% IVA en artículos de lujo, elevar progresividad fiscal por tipos de renta, eliminación de algunas deducciones y exenciones actuales, etc. También se incluye tasa sobre operaciones financieras y erradicación de paraísos fiscales.

Las prioridades sectoriales se plantean de manera muy general. Reclaman una cooperación al desarrollo centrada en la reducción de la pobreza, la defensa de los derechos humanos, la igualdad de oportunidades, la equidad de género, la democracia y la justicia social y ambiental.

No se mencionan prioridades geográficas, solo en el apartado de política exterior se expresa apoyo y diálogo al más alto nivel con las nuevas autoridades salidas de las revoluciones “primaveras árabes” y la prestación de ayuda técnica que facilite la transición a la democracia.

COALICIÓN CANARIA - NUEVA CANARIAS

Coalición Canaria-Nueva Canarias incluye la cooperación al desarrollo dentro de la parte “Canarias abierta al exterior”, aunque también hace algunas menciones en relación a la “Solidaridad frente a la feminización de la pobreza y la doble exclusión de las mujeres”, y en la parte “Educación”. 

La alianza electoral CC-NC apuesta por el incremento de los recursos destinados a la cooperación al desarrollo, con particular atención a los países de origen y tránsito de la inmigración irregular “como único medio de atajar las causas profundas de esta tragedia”.

Realiza además las siguientes propuestas:
La transferencia de tecnologías desde Canarias hacia los países vecinos, en sectores como las energías renovables, tratamiento de aguas, agricultura, sanidad y telecomunicaciones.
Impulso de las actuaciones que contribuyan a fortalecer las capacidades sociales e institucionales de los países vecinos con el objetivo de favorecer el buen gobierno, la democracia y el desarrollo.
Los intercambios culturales como instrumento de integración entre los pueblos.

En el apartado de Educación se menciona que es necesario proyectar la acción del Gobierno en cooperación al desarrollo mediante la formación académica en países de nuestro entorno geográfico o de tradicional influencia.

En el apartado de Igualdad apuesta por la lucha por la defensa de los derechos humanos de las mujeres y niñas de cualquier parte del mundo, y promover políticas de solidaridad y cooperación con las mujeres desfavorecidas de otros pueblos de nuestro entorno inmediato y no inmediato, impulsando Programas de Cooperación al Desarrollo, dando especial protagonismo a aquellos que vinculan a las mujeres de África y Latinoamérica, e interceder ante el Estado y la Unión Europea para lograr por su parte un compromiso serio y efectivo con dicha Cooperación.

La Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España ha analizado los programas electorales de los distintas formaciones políticas que se presentan a las elecciones generales del próximo día 20 de noviembre desde la perspectiva de la cooperación internacional para el desarrollo. Estas son algunas de las propuestas que presentan los partidos políticos en este ámbito. Resumimos a continuación las principales propuestas del Partido Popular, Partido Socialista, Izquierda Unida, UpyD, Equo y Coalición Canaria-Nueva Canarias.

Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.

cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.


Quiénes somos | Publicidad

© GuinGuinBali 2010