Recordar Registrar
Miércoles, 24 de Mayo de 2017 - 01:19 h
Publicidad

Facebook Twitter

Opinión

OPINIÓN

Kurukan Fuga

JUAN MONTERO

Las Palmas de Gran Canaria29/03/2010

En un artículo anterior, titulado “La injerencia”, destacaba el año 1067 como el año de la caída del reino de Ghana en manos de los Almorávides. Debo corregir pues 1067 es el año en el que comenzó el asedio, por parte del general almorávide Abu-Bakr Ibn-Umar, de Kumbi Saleh, capital del Imperio soninké de Wagadou o Imperio de Ghana situada al sudeste de la actual Mauritania, pero el reino de Ghana resistió diez años y no fue hasta 1076 cuando se produjo la definitiva caída de Kumbi en manos almorávides.

Etiquetas relacionadas

1076 es pues la fecha que marca el comienzo de la decadencia del Imperio de Ghana y con ella el declinar del poder negro en África del Oeste, y es así porque la caída de Kumbi Saleh abre un largo período intermediario en el que las luchas intestinas por la hegemonía y las guerras entre reinos musulmanes y países animistas conducen a un desmembramiento de este antiguo y poderoso imperio negro que acaba por convertir a Kumbi en un gran mercado de esclavos.

Sólo la victoria de Sunyata Keita el año 1235, en la batalla de Kirina, sobre el rey de los Soso Sumaoro Kante, cierra este período de debilidad y abre el camino al Imperio de Malí, del que Sunyata será su primer Mansa (emperador) y su primer legislador otorgando, en asamblea celebrada en el claro de Kurukan Fuga, las cuarenta y cuatro leyes que conformaron la Carta del Mandingo o Carta de Kurukan Fuga, columna vertebral y nexo de unión de todas las comunidades del Mandingo que, todavía hoy, rige buena parte de los destinos de estos pueblos.

Vislumbrada apenas por el gran historiador guineano Djibril Tamsir Niane en su obra de referencia: “Soundjata ou l’épopée Mandingue (Sunyata o la epopeya Mandinga)” (París, Présence Africaine, 1960), el texto íntegro de esta carta, estructura de un profundo pensamiento político en África negra y origen y fundamento del más importante imperio negro de la historia, no fue definitivamente descubierto hasta un encuentro entre comunicadores tradicionales y modernos organizado, a iniciativa de la Agencia de la Francofonía, Intermedia Consultants International y el Centro de Estudios Lingüísticos e Históricos para la Tradición Oral (CELHTO), en la ciudad de Kankan (Guinea Conakry), del 3 al 12 de marzo de 1998 y en el que, de forma totalmente azarosa y por lo tanto inesperada, los griots tradicionalistas, puestos a declamar las tradiciones orales en torno a la epopeya fundacional del Imperio de Malí (S. XIII), desgranaron íntegras todas las leyes dictadas en su día por Sunyata Keita, fundador de este imperio, y con ellas extrajeron del olvido la Carta del Mandingo, texto oral constitucional, inmediatamente transcrito y posteriormente traducido bajo la supervisión de destacados lingüistas guineanos.

De este texto, que ha supuesto una rehabilitación del pensamiento político negroafricano, dice el propio Djibril Tamsir Niane en su introducción al libro a él dedicado: “...El descubrimiento de la Carta de Kurukan Fuga es, sin ninguna duda, el mayor acontecimiento cultural de fines del siglo XX en el África negra...”(1).

Primer texto de este tipo recogido en África del Oeste, la Carta es a la vez un código moral y un conjunto de leyes destinadas a organizar la vida en sociedad. Se trata pues de un texto constitucional al que apenas veinticinco años separaron su promulgación (1240) de la de la Magna Carta inglesa (1215). Como dice el investigador senegalés Hamidou Dia: “... En el mismo momento en el que Inglaterra se daba su Magna Carta como factor de paz y cohesión social, por uno de esos guiños de los que la Historia guarda el secreto, los hijos del León y del Búfalo proponían, con idéntico espíritu, un pacto similar: la Carta del Mandingo...”(2).

El Código, que incluye 44 leyes, gira en torno a cuatro puntos básicos:
-- El respeto a los derechos de la persona humana
-- La prevención de los conflictos
-- La igualdad entre los sexos
-- La defensa del medio ambiente


En este sentido, y para una mejor comprensión, cabe desarrollar aquí algunos enunciados de la Carta vinculados a estos cuatro puntos:

Enunciado 5: “Cada cual tiene derecho a la vida y a la preservación de su integridad física. En consecuencia, toda tentativa de arrebatar la vida al prójimo será castigada con la pena de muerte”.

Enunciado 7: “Quedan instituidas entre los Mandingos la sanankuya (parentesco de bromas) y la tanamannyonya (pacto de sangre), en consecuencia, ninguna diferencia entre los grupos establecidos debe degenerar, el respeto del otro es la regla”.

Enunciado 14: “No ofendáis nunca a las mujeres, nuestras madres”.

Enunciado 16: “Las mujeres, además de sus ocupaciones cotidianas, deben participar en todas las tareas de gobierno”.

Enunciado 37: “Fakombé es designado jefe de los cazadores”.
Fakombé, ancestro mítico de los cazadores, cofradía de la que salen todos los reyes del Mandingo, incluido el propio Sunyata, es pues declarado divinidad tutelar encargada del campo: “el campo es nuestro bien más preciado, cada uno está obligado a protegerlo con vistas a la felicidad de todos”.

Enunciado 38: “Antes de hacer fuego en el campo, no mires hacia el suelo, levanta la cabeza hacia la copa de los árboles para ver si llevan frutos o flores”.

De hecho, el Juramento de los Cazadores, texto oral muy anterior a la Carta de Kurukan Fuga, entre otras cosas, dice:
"Los cazadores declaran: toda vida es una vida. Ninguna vida vale más que otra."

Importantes consideraciones que junto a otras treinta y ocho conforman el espíritu y la letra de esta Carta Constitucional del Imperio de Malí de la que, a modo de conclusión, el libro dedicado a ella dice:

“La carta de Kurukan Fuga ocupa un lugar relevante entre las obras orales africanas no por su extensión sino por su influencia en tanto que expresión del pensamiento africano, de la sabiduría de los antiguos.

Comparte ya rango entre los códigos y otras constituciones que han expresado con fuerza los derecho humanos y los principios democráticos... La carta es un documento mayor. Para no haber sido una ley escrita, no por ello ha marcado menos la vida de las poblaciones del Imperio de Malí. Muchas de sus leyes se han convertido, debido a su uso, en costumbres, en imperativos que informan las actitudes de las gentes del pueblo. Esto habla del impacto de este importante documento de casi ocho siglos de antigüedad”(3).

Me parece importante ahora que, afortunadamente, declina por ineficaz la centralidad del pensamiento político de los económico-occidentales, que conozcamos estos importantes documentos acreditativos de la sensibilidad y el conocimiento democrático de otros pueblos, de otras culturas. Saber que desde muy antiguo, otros pueblos, lejanos y con costumbres muy distintas a las nuestras, se preocupaban al igual que nosotros por una organización democrática de sus sociedades, nos ayudará a comprender que la sensibilidad democrática no es en absoluto patrimonio de unos pocos y que, por lo tanto, la organización social construida en torno al respeto de las diferencias es algo que, probablemente desde siempre, ocupa a todas y cada una de las comunidades humanas.

Así pues, si es cierto que donde hubo siempre queda, tal vez de ahí, de ese acervo político y civilizador, pueda emerger algún día, entre todos, un nuevo pensamiento político global.

(1) “La Charte de Kurukan Fuga. Aux sources d’une pensée politique en Afrique” (“La Carta de Kurukan Fuga. En los orígenes de un pensamiento político en África”), Société Africaine d’Edition et de Communication (SAEC), CELHTO y L’Harmattan, 2008.


(2)Ibídem, pg. 141.
(3)Ibídem, pg. 159.
 

Leer más artículos de Juan Montero


Comentarios - 3

3aida13/07/2010 18:44h.
precioso,preciado,anhelado...gracias.
2Sandra08/04/2010 23:04h.
Para todos aquellos que cuando contamos la historia del pensamiento a veces nos olvidamos de que es occidental, y que no sabemos (muchos) que no es sólo el pensamiento liberal y el derecho natural el origen de las declaraciones de derechos. Hay muchos intereses escondidos en contar la historia de la humanidad de una determinada manera pero hay una ignorancia también elegida y una alienación en no investigar también en el pensamiento de otros humanos y de otras historias que la occidental, gracias por recordármelo una vez más Juan.
1Txema Santana31/03/2010 15:52h.
Juan, otra vez gran artículo. No conocía la existencia de esta carta, pero sí que habla a las claras de una intención inclusiva y de evitar conflictos.

Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.

cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.


Quiénes somos | Publicidad

© GuinGuinBali 2010