Recordar Registrar
Jueves, 30 de Octubre de 2014 - 17:29 h
Publicidad

Facebook Twitter

Deportes

DEPORTES

La revolución naranja: Zambia-Costa de Marfil, gran final de la Copa África

TWITTER: @GGB_NOTICIAS

08/02/2012

Costa de Marfil pasó a la final después de que Gervinho pusiese la pelota en el fondo de la red. Hasta entonces, nada más que existían los signos de exclamación en forma de oportunidades. Ante sí, en la gran final de la Copa África 2012, estará Zambia, un equipo que avanza fresco, en silencio y con una interpretación coral digna de admirar. Allí no juega Drogba, ni Demba Ba, ni Kalou, ni Gyan pero demuestran cada partido que el fútbol está vivo, que nada está escrito y este miércoles apartaron, en silencio y con una picada mortal, a Ghana del camino. África espera una gran final. 

Etiquetas relacionadas

No ha sido un equipo convincente. Ganaba sus partidos, bien, solvente, mostrando el potencial pero sin desplegarlo en su plenitud. Y eso le ha valido para estar en la final de la Copa África tras vencer a Malí en la semifinal (1-0). Quizás alguno haya echado de menos el espectáculo que hubiese generado encontrarse a Camerún, Sudáfrica o Egipto por el camino pero los que están en la fase final son los que lo merecieron antes. Malí no desentonó, pero no es más que un buen equipo. No fue capaz en ningún momento de pelearle la semifinal a Los Elefantes que, a pesar del exiguo resultado, avanzaron pisando fuerte y enseñando músculo. 

Volvió a aparecer Gervinho, eterna sombra de Didier Drogba, para poner un gol donde hasta el momento sólo había habido signos de exclamación, oportunidades, demostración de poder y el furor de Costa de Marfil que salió al terreno de juego pensando en que podían llegar a la final ante Zambia, que apartó a Ghana del campeonato. En silencio, Zambia se crece. 

Después del gol, y tras el descanso, Costa de Marfil golpeó a Malí una y otra vez, dominando el juego, creándole ocasiones, metiéndole el susto en el cuerpo. Mediada la segunda parte los malienses intentaron estirarse pero por cada broma que gastaban les caía un martillazo marfileño. Con el susto en el cuerpo poca luz puede salir. Keita demostró todo su oficio en el centro del campo, pero una vez más se demostró que el oficio da puntos pero la calidad da campeonatos cuyas fases finales se juegan a un partido. Con ser rocoso te vale para competir, pero si no picas, te matarán. Costa de Marfil tiene a Yaya Touré para la misma labor y además le acompañan un elenco de sacapuntas de los que es difícil encontrar en Malí. 

ZAMBIA TUMBÓ A GHANA

En la otra semifinal, otra vez Gyan, otra vez un penalti. Asamoah Gyan marró una pena máxima nada más comenzar el partido que bien lo pudo desequilibrar, pero una gran parada de Mwene trasladó a Gyan a Sudáfrica, donde un fallo suyo desde los nueve metros también dejó fuera a su país. Zambia, gracias a un gol de Mayuka en el minuto 78, está en la final. 

Toda la solidez, el buen hacer, el trabajo en equipo y las buenas formas de Ghana en el terreno de juego no han servido para nada. Después de una fase de grupo brillante -y sencilla- en cuartos de final ya se le atragantó más de la cuenta Túnez y en la semifinal contra Zambia, a pesar de empezar a todo tren, se han ahogado con Zambia, que juega la pelota sin mucha limpieza, pero que por méritos propios se ha plantado en una final en la que no tiene por que temer al rival.

Sin poder aseverar que el fútbol africano vuelve a mirar a Zambia como referente, los Chipolopolos se han colado en la gran final de la Copa África de Naciones 2012. Y lo hace con un juego coral en el que las estrellas apenas deslumbran porque todo el firmamento tiene luz propia. La actuación del portero Mwene, no siempre bien ponderados cuando se tratan de guardametas africanos, deteniendo un penalti al poco de iniciar el encuentro fue clave para los zambianos.

Hasta el minuto 20, sin embargo, el asedio de Ghana fue de equipo campeón. De combinado de raza que tras fallar un penalti se espolea y se viene arriba, pero Zambia poco a poco fue ganando terreno hasta que Kalaba inquietó las inmediaciones de Kwarasey, portero ghanés, pasado el minuto 20 y marcó un punto de inflexión. Un respiro en una final contra la espada y la pared para Zambia.

Ayew, igual que Gyan, no podrá olvidar fácilmente el encuentro, porque tras un gran torneo tuvo la pólvora mojada en el encuentro que más lo necesitaba el equipo. Y así fue apareciendo Katongo y Chamanga y Kalaba y Sinkala y Zambia fue mostrando todas las hojas de su margarita.

Al comenzar la segunda parte, Ghana lo volvió a intentar pero se encontró otra vez con un inspirado Mwene hasta que en el minuto 78, no por casualidad pero sí por sorpresa, apareció Mayuka y anotó el tanto que a la postre sería decisivo. Un trallazo, tras buen control al que no pudo llegar nadie.

De ahí al final, asedio infértil de Ghana que se estrelló una y otra vez con la defensa y el guardameta zambiano. 

Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.

cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.


Quiénes somos | Publicidad

© GuinGuinBali 2010