Recordar Registrar
Viernes, 1 de Agosto de 2014 - 16:54 h
Publicidad

Facebook Twitter

Deportes

DEPORTES

La Copa de África comienza este sábado con Costa de Marfil y Ghana como grandes favoritos

JOSÉ NARANJO

17/01/2012

Este sábado 21 de enero comienza en el estadio de Bata la Copa de África 2012, organizada por Gabón y Guinea Ecuatorial. Dieciséis selecciones africanas se disputarán el máximo trofeo de fútbol continental en una competición marcada por la ausencia de pesos pesados como Egipto, Camerún, Nigeria, Togo o Argelia y en la que parten como grandes favoritos Costa de Marfil y Ghana, aunque habrá que estar atentos a equipos como Senegal, Túnez o Marruecos. GuinGuinBali te ofrece a partir de hoy un especial sobre la CAN 2012 que incluirá todos los resúmenes de los partidos, reportajes, colaboraciones de firmas especializadas y las mejores imágenes. Para que no te pierdas detalle.

Etiquetas relacionadas

Google Map de la zona

Toda África respira fútbol, el balón empieza a rodar este sábado 21 con un enfrentamiento entre Guinea Ecuatorial y Libia. La competición, que en España podrá ser seguida a través de Eurosport, cuenta con grandes atractivos, como ver a figuras del fútbol mundial como Drogba, Gyan o el senegalés Demba Ba, pero también por la emergencia de jóvenes futbolistas que vienen pisando fuerte. Para ir abriendo boca, analizamos brevemente a cada una de las selecciones que participan en esta CAN 2012.

Grupo A (Guinea Ecuatorial, Zambia, Senegal y Libia).

Senegal. Es el gran favorito de este grupo. Tras una fase de clasificación ejemplar en la que apeó de la competición a la siempre potente Camerún, Los Leones de la Teranga aspiran a todo en la CAN 2012. Su máximo logro en esta competición fue llegar a la final en 2002, pero en la memoria de los senegaleses perdurará para siempre la victoria sobre Francia en el Mundial 2002 y su posterior pase a cuartos de final. Diez años después, el seleccionador Amara Traoré ha logrado formar un equipo en el que mezcla veteranía y juventud. Sólo uno de los convocados juega en España (Pape Diakhaté, en el Granada), pero su punto fuerte está en la delantera con nombres como Moussa Sow, Mamadou Niang, todo un mito en su país, y la gran estrella Demba Ba, delantero del Newcastle.

Zambia. Tras Senegal, Zambia se sitúa como aspirante a lograr la clasificación para la segunda fase. El técnico francés Hervé Renard ha logrado forjar un equipo duro y aguerrido en defensa. En su palmarés figura haber jugado dos finales de la CAN, pero los Chipolopolo (Balas de cobre), como se conoce a este combinado, vivieron su época dorada a principios de los años noventa con una propuesta futbolística muy ofensiva. Sin embargo, cuando jugaban la clasificación para el Mundial 1994 el avión que los trasladaba a Dakar para jugar un partido sufrió un accidente frente a las costas de Gabón, el 28 de abril de 1993. Murieron todos los jugadores y se truncó de manera trágica la generación mágica del fútbol zambiano.

Guinea Ecuatorial. Su condición de locales les da un estímulo para intentar hacer algo en esta CAN, pero su nivel, trayectoria e historial juegan en su contra. Conocidos como el Nzalang Nacional (Nzalang significa rayo en lengua fang), nunca se han clasificado para una fase final de esta competición y ahora están presentes en su condición de anfitriones. Ocupan el puesto 151 del mundo en el ranking internacional. Serán los encargados de inaugurar la competición el sábado 21 frente a Libia en Bata, partido que tendrán mucho interés en ganar porque el hijo del presidente Obiang, Teodorín, les ha prometido 700.000 euros de prima. Su seleccionador es el brasileño Gilson Paulo, que se estrenó en el cargo a principios de este mes de enero después de que el entonces técnico, el francés Henri Michel, decidiera dimitir por las injerencias e irregularidades cometidas por el ministro de Deportes a la hora de decidir la lista de convocados para la competición. La mayoría de los jugadores militan en clubes españoles de Segunda División y categorías inferiores. Entre ellos, el más destacado es Rodolfo Bodipo, capitán de la selección, actual jugador del Deportivo de La Coruña y ex jugador del Racing y el Alavés.

Libia. Tras la caída de Gadafi en Libia, los chicos dirigidos por Marcos Paquetá se han convertido en las nuevas estrellas del país por su clasificación para la CAN 2012 luciendo los colores de la nueva bandera del país y en unas circunstancias totalmente adversas, en medio de una guerra y con la competición parada en su país. El primer partido de la “selección rebelde” se saldó con un 1-0 frente a Mozambique, lo que sumado a un empate a cero con Zambia permitió el pase de ambos a la fase final. Los libios cuentan en su palmarés con un segundo puesto en la CAN 1982, en la que eran anfitriones.


Grupo B (Costa de Marfil, Angola, Burkina Faso y Sudán).

Costa de Marfil. Los auténticos gallitos no sólo del grupo sino de la Copa de África. Pese a la ausencia de destacados jugadores como Romaric o Koné, el combinado de Los Elefantes asusta de sólo mirarlo. Desde el veterano portero Barry, que juega en Bélgica, hasta la gran estrella el delantero del Chelsea, capitán de la selección y figura internacional Didier Drogba, pasando por el robusto defensa Eboué (histórico del Arsenal y actualmente en las filas del Galatasaray turco) o el mejor jugador de África 2011, el centrocampista ex del Barça y hoy del Manchester City Yaya Touré. Un equipazo, vamos. El combinado dirigido por el francés François Zahoui aspira a su segunda CAN, pues ya ganó una en 1992 y fue finalista en 2006, y a hacer olvidar a sus seguidores su lamentable actuación en el Mundial de Sudáfrica 2010.


Angola. Tras Costa de Marfil, aspiran a colarse en la segunda fase. Los Palancas Negras no cuentan con un gran palmarés, pero se clasificaron para esta CAN como primeros de grupo. El equipo de Lito Vidigal cuenta entre sus filas con jóvenes como Nando Rafael, delantero del Ausburgo alemán, o el veterano y estrella del combinado nacional Manucho Gonçalves, ex jugador del Panathinaikos, el Hull City y actualmente en las filas del Valladolid español.

Burkina Faso. Un equipo modesto que tendrá difícil su pase a segunda ronda. Su único logro en competiciones internacionales fue un cuarto puesto en la Copa de África de 1998, en la que eran anfitriones. Entrenados por el brasileño Paulo Duarte, Los Sementales (como son conocidos) cuentan entre sus filas con algunos jugadores que podrían presentar batalla, como Bakary Koné, Jonathan Pitroipa (ex del Hamburgo hoy en el Rennais francés) y Wilfried Sanou, así como el batallador centrocampista del Marsella Kaboré.

Sudán. Quizás el equipo más flojo del grupo. Hace 42 años, los sudaneses se alzaron con su única Copa de África, pero mucho ha llovido desde entonces. Ahora mismo son uno de los combinados más desconocidos de la CAN. Pese a todo, Los Cocodrilos del Nilo, entrenados por Mohamed Abdalla Ahmed, lograron una meritoria clasificación para este torneo en un grupo liderado por la potente Ghana.


Grupo C (Gabón, Túnez, Marruecos y Níger)

Túnez. Le costó sangre y sudor llegar hasta la fase final, pero Túnez es un equipo muy a tener en cuenta. En primer lugar está su palmarés, cuatro participaciones en fases finales de mundiales, dos segundos puestos en una Copa de África y campeón de esta misma competición en 2004. Y, en segundo lugar, no hay que olvidar que su columna vertebral la integran jugadores del Esperance de Túnez, uno de los mejores clubes africanos de la historia que vive una segunda época dorada. Entrenados por Sami Trabelsi, Los Águilas de Cartago, como son conocidos, ambicionan llegar al menos hasta semifinales y cuentan para ello con jugadores de la talla de Issam Jemâa, máximo goleador del combinado nacional en toda su historia.

Marruecos. Es, junto a Túnez, el equipo más sólido del grupo. Ha participado en su historia en cuatro Mundiales (llegando a octavos de final en México 2006) y tiene en su palmarés una Copa de África (1976), además de un subcampeonato en 2004. Entrenados por el belga Eric Gerets, ex del Olympique de Marsella, muchos de sus jugadores militan en ligas europeas, sobre todo de Francia. Entre las ausencias más sonadas, las de Abdel Barrada (Getafe) y Labyad (PSV). Sin embargo, destaca la presencia del rapidísimo delantero ex del Tottenham Taarabt.

Gabón. Clasificados en su condición de anfitriones, los gaboneses sólo habían participado en cuatro fases finales de la Copa de África. Los Panteras, como son conocidos, aspiran, como mucho, a entrar en los cuartos de final liderados por su estrella y máximo goleador Eric Mouloungui (Niza), a quien acompañan Stéphane Nguéma (Stade Rennes), Daniel Cousin (Le Mans) y Pierre Emerick Aubameyang (Saint Etiénne). Destaca la presencia de un ‘español’, el jugador del Celta Levy Madinda. Su entrenador es el alemán Gernot Rohr.

Níger. Sin duda es la gran sorpresa en esta fase final de la Copa de África. Clasificado como primero de grupo ante potentes combinados como Egipto, Sudáfrica o Sierra Leona, jamás los nigerinos habían participado en una fase final de una competición internacional. Conocidos como los Mena y entrenados por Harouna Doula Gabde (quien cuenta con el apoyo de lujo del francés Rolland Courbis, ex técnico del Montpellier, el Marsella y el Girondins de Burdeos), entre sus figuras se encuentran Moussa Maazou, ex del Girondins y actualmente en el SV Zulte Waregem belga, y el veterano capitán Idrissa Laouali (ASFA de Burkina Faso), considerado uno de los mejores jugadores que militan en África.

 

Grupo D (Ghana, Guinea, Malí y Botswana).

Ghana. Junto a Costa de Marfil, Ghana es uno de los máximos aspirantes de esta Copa de África. Estamos ante una de las mejores selecciones africanas de los últimos tiempos, que vive una década especialmente dorada desde que en 2006 lograra colarse por primera vez en una fase final de un Mundial. Para la posteridad queda su participación en el Mundial 2010, cuando estuvo a punto de llegar a semifinales y quedó fuera por el penalti fallado por Asamoah Gyan en el último minuto de la prórroga. Asimismo, tiene en su palmarés nada menos que cuatro Copas de África, entre 1963 y 1982 y cuatro segundos puestos, el último de ellos en 2010. Conocidos como Las Estrellas Negras, su fase de clasificación en esta CAN ha sido brillante. Inmersos en una profunda renovación (ya no están ni Essien ni el histórico portero Kingston), el técnico Goran Stevanovic cuenta con muchos recursos para alzarse con este trofeo, entre los que destacan el lateral ex del Castilla Daniel Opare o el ya citado Gyan que se está saliendo en los Emiratos Árabes.

Malí. Lo más normal sería que se clasificaran segundos de grupo tras Ghana. Tras una época dorada que le llevó a ser subcampeón de la Copa de África en 1972, Los Águilas supieron renacer de sus cenizas y volver a esta competición continental, alcanzando las semifinales en 2002 y 2004 liderados por el gran Frederic Kanouté (Sevilla). Sin embargo, la ausencia de éste deja un poco huérfanos a los hombres de Alain Giresse, que sufrieron hasta el último momento para llegar a esta fase final. Uno de sus jugadores más destacados que podría explotar en esta CAN es el delantero Cheikh Diabaté, actualmente en el Girondins de Burdeos, además, claro está, del consagrado centrocampista del Barcelona Seydou Keita.

Guinea. Presente en casi todas las Copas de África de los últimos años (salvo en 2010 y 2002), la selección de Guinea llega a esta CAN con aspiraciones de colarse al menos entre los ocho mejores. Tras eliminar a Nigeria in extremis en la fase clasificatoria, los guineanos se presentan en Gabón y Guinea Ecuatorial como un bloque sólido entrenado por Titi Cámara que cuenta entre sus filas con veteranos como Kevin Constant, el interior Yattara o los más jóvenes y sorprendentes Ibrahim Touré (Stuttgart) y Lass Bangoura (Rayo Vallecano).

Botswana. Junto a Níger, la gran sorpresa de la competición y su primera participación en una Copa de África. Los Cebras, entrenados por Stanley Tshosane, sólo cuenta con dos estrellas de cierto renombre: el experimentado centrocampista Dipsy Selolwane y el máximo goleador del equipo, ex del Vasco de Gama, Jerome Ramatlhakwane. Sin embargo, su sólida defensa en la fase clasificatoria lo convierten en un rival complicado de superar. En todo caso, si consiguieran pasar a cuartos de final sería una gran sorpresa.
 


Comentarios - 2

2bachir12/11/2012 18:40h.
bvfv
1Mabundy18/01/2012 12:51h.
Lo que más me llamó la atención es la prima de 700.000 euros que el hijo del presidente de Guinea, ha promrtido a la selección. Que se sepa en cualquier país moderno, es la federación del país en representación del estado, el órgano que negocia y decide las primas a los jugadores y no el hijo del presidente. Eso recuerda a Saif Al Islam haciendo de portavos del régimen de su padre, sin ser ministro portavoz. Ya que Guinea es Anfitrióna, al menos que se cuide un poco esos modales, que resulta estridente a nivel internacional. Si Guinea quiere ser moderno, el hijo de Obiang tiene que aprender a comportarse como lo hacen los hijos de los gobernantes modélicos del mundo(discretos) no como un cacique o un señor feudal, que toma lo que le da la gana cuando quiere, como quiere. Y que quede claro, que occidente nunca le dijo al hijo de Obiang que actuara así.

Comentar

Por favor, use un lenguaje apropiado. Todos los comentarios son revisados antes de su publicación, por lo que no aparecen inmediatamente. Su dirección de correo no será publicada.

cars. actuales



(si es un usuario registrado, al identificarse en la página no necesitará volver a incluir estos datos en sus comentarios, y aparecerá su avatar al lado de los mismos)

  • Ésta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de Guinguinbali.com
  • No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas.
  • Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
  • El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

Didier Drogba.

DIDIER DROGBA.Fotografía: GGB


Quiénes somos | Publicidad

© GuinGuinBali 2010