Guinguinbali

Archivos Febrero 2011

Febrero 14, 2011

La hora de los gobernantes íntegros

Escritor y dramaturgo, Juan Tomás Ávila, nacido en Guinea Ecuatorial hace 45 años, ha tomado una decisión difícil. El viernes pasado, mientras Bono y compañía se refocilaban con el dictador intercambiando fluidos de vínculos históricos e intereses empresariales, Ávila, solito, se fue caminando hasta el Centro Cultural Español de Malabo, se sentó delante del ordenador con conexión a internet desde donde mantiene activo su blog y anunció al mundo que se ponía en huelga de hambre.

 

Lo más increíble de Ávila es que lleva muchos años poniendo a parir al régimen de Obiang públicamente y que haya logrado sobrevivir al desprecio, el ninguneo y la represión sin tener que recurrir al exilio. Lo más increíble es que para lograr que su voz se escuche en el mundo ha tenido que ponerse en huelga de hambre. Ahora sí le verán y le escucharán, porque su rechazo y su repugnancia hacia Obiang han pasado del ciberespacio a los hechos, porque la oposición a un régimen cruel y despiadado se ha hecho carne en algún lugar de Malabo, en el mismo corazón de la guarida del monstruo.

 

Dice que quiere que caiga Obiang, que la lección que nos manda el Magreb es que, pese a las torturas, a la represión, a la falta de libertad, pese al miedo que se extiende por Guinea Ecuatorial, los dictadores sí pueden caer si el pueblo se une, si todos empujan en la misma dirección. Y dice que la pelota está en el tejado de los guineanos, que él actúa por sí mismo, pero que es la hora de los apoyos, la hora de dar el paso.

 

Es difícil saber qué va a pasar a partir de ahora, cuánto tiempo durará esta protesta, qué consecuencias puede tener. De momento, Internet hierve de apoyos hacia  este hombre singular y valiente, apoyos que seguro irán subiendo con el paso de los días.

 

La figura de Obiang es de sobra conocida, un déspota torturador y asesino que practica como nadie el arte de la corrupción, que se ha enriquecido hasta límites increíbles mientras su país vive en la miseria y que soborna y compra voluntades de gobiernos y empresas extranjeras con el dinero del petróleo. Los muros de la cárcel de Black Beach de Malabo, la peor prisión de toda África, saben bien de los límites del sufrimiento humano, de torturas y de asesinatos impunes.

 

A diferencia de lo ocurrido en países como Túnez y Egipto, este es, de momento, el paso al frente de un solo hombre. Y, a diferencia del Magreb, al que pese a la proximidad geográfica a España le sigue quedando lejos, en este caso al Gobierno español sí que le toca dar un paso. A los guineanos no les vale que el día después de la caída de Obiang, digan que era un tirano y un dictador, como han hecho con Mubarak y Ben Ali; es ahora cuando hay que tratarlo como tal, cuando hay que arrinconarlo y aislarlo, cuando hay que quitarle el oxígeno que lo mantiene vivo. Dice Ávila que es una vergüenza democrática que España apoye a Obiang como lo hace. Es cierto. Ha llegado la hora de los gobernantes íntegros, si por asomo nos quedara algo de   integridad entre tanta pragmática basura.

| Comentarios (2)
Febrero 8, 2011

Smuggle Truck, la última aberración

smuggletruck.esp.preview.jpg

El videojuego, que estará a la venta para web, iPad y iPhone en marzo de 2011, se llama Smuggle Truck (Camión de Contrabando) y es la última ocurrencia de la empresa Owchemy Labs.

Los jugadores manejan un camión que lleva inmigrantes indocumentados en la parte trasera. Se supone que deben cruzar la frontera con ellos intentando que no se caiga ninguno, algo bastante difícil ya que el terreno está lleno de montañas y los inmigrantes se caen una y otra vez con cada salto del camión.

No sé quién habrá sido el genio que tuvo la idea, pero a Owchemy Labs le parece tan buena iniciativa que hasta lo justifican en su página web asegurando que está inspirado "en la frustración de nuestros amigos en tratar de emigrar a los Estados Unidos. Sentimos que la mejor forma de criticarlo fue con una sátira interactiva".

No sé si a alguien le apetece que sus hijos juegue con este videojuego, la verdad. A mí, más que parecerme divertido, me parece asqueroso.
| Comentarios (1)
fotografía del autor del blogJosé Naranjo
Cuando los jóvenes africanos van a emigrar hacia Europa, se hacen con un amuleto para ser invisibles y poder así cruzar las fronteras y el mar sin ser vistos. Este blog intenta romper ese conjuro, hacer visibles a quienes mueren en el intento de llegar a nuestras costas tras un naufragio o se quedan para siempre en medio del desierto; a quienes consiguen llegar y hacen los trabajos que no quiere nadie, pero a quienes, a la vez, les negamos todos los derechos; aquellos que se esfuerzan por integrarse y casi nunca salen en los medios de comunicación.
+ info

Categorías

Suscribirse a este blog