Guinguinbali

Archivos Octubre 2010

Octubre 12, 2010

Aún más invisibles

Era previsible. Cada vez que asoman a la vuelta de la esquina unas elecciones y esta gente huele la cercanía de las urnas, sacan de paseo su colmillo fascista y la emprenden a ostias con los más débiles. En su cabeza, es la ecuación perfecta. Agitar la calabaza del miedo da votos.

Una vez más, la propuesta viene del PP, de esa ultraderecha de verbo facilón que ha sido incapaz de articular una alternativa a un Gobierno que se desmorona. Y por eso se agarran a lo que sea para arañar una comunidad autónoma. alguna diputación, un par de ayuntamientos. Aunque, me temo, la iniciativa encontrará muchas adhesiones.

La idea ve la luz en Cataluña, pero viene avalada por el núcleo duro del partido encabezado por Rajoy. Se trata de obligar a los funcionarios municipales a avisar a la Policía si detectan empadronándose a un inmigrante irregular, algo impensable con la actual legislación.

En la práctica, esta medida hunde más en el pozo de la marginación a quienes no tienen papeles, les excluye, les invisibiliza, los convierte en clandestinos absolutos. Es un ataque directo y cruel contra quienes ya tienen muy limitados sus derechos, su acceso a la ciudadanía, su integración.

Es el mismo viento que sopla, huracanado, en el resto de Europa, en la Italia de Berlusconi o en la Francia de Sarkozy, donde se persigue a los gitanos como en los peores tiempos del nazismo. Y es que cada vez que pintan bastos, como ahora, es siempre lo más fácil descargar el puño contra los desheredados.

Los inmigrantes sin papeles son, hoy en día, la representación más nítida de lo que nosotros somos, de aquello en lo que nos hemos convertido. El trato que les dispensamos como sociedad no les denigra a ellos, sino a nosotros. Por eso no queremos verlos en la cola del paro, en el centro de salud, en la frutería. Que cuiden a nuestros ancianos o trabajen en los invernaderos, eso sí, pero para lo demás, que se hagan invisibles del todo. En el fondo, eso es lo que quiere media España.

| Comentarios (3)
fotografía del autor del blogJosé Naranjo
Cuando los jóvenes africanos van a emigrar hacia Europa, se hacen con un amuleto para ser invisibles y poder así cruzar las fronteras y el mar sin ser vistos. Este blog intenta romper ese conjuro, hacer visibles a quienes mueren en el intento de llegar a nuestras costas tras un naufragio o se quedan para siempre en medio del desierto; a quienes consiguen llegar y hacen los trabajos que no quiere nadie, pero a quienes, a la vez, les negamos todos los derechos; aquellos que se esfuerzan por integrarse y casi nunca salen en los medios de comunicación.
+ info

Categorías

Entradas recientes

Suscribirse a este blog